‘Siempre he creído que el lugar de los cristianos es al lado de los que menos tienen’

30 diciembre 2014

Inma Bernal tiene 40 años, estudió Magisterio y Psicopedagogía, en la actualidad trabaja como maestra en el Colegio Salesiano de Cartagena. Es la presidenta de la Asociación Alraso en Cartagena y la responsable de los proyectos que la Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás desarrolla en la ciudad departamental a través del trabajo en red con esta entidad.

P – ¿Cómo entraste a formar parte de las Plataformas Sociales de la Inspectoría María Auxiliadora? 
R – Mi trabajo dentro de las Plataformas Sociales de la Inspectoría, como el de otros compañeros, se remonta a los inicios de la Asociación Alraso, que nació del sector de Acción Social del Centro Juvenil Salesiano Áncora de Cartagena, Murcia. En aquel momento éramos un grupo de animadores y animadoras con sensibilidad social, que sentían el estilo salesiano como propio, vivían su presente comprometidos y se planteaban su proyecto de vida trabajando en el campo de la intervención social y vinculados con la presencia salesiana de Cartagena.

P – ¿En qué proyecto comenzasteis a trabajar? 
R – Comenzamos trabajando dentro del Centro Juvenil con un proyecto de animación socio-educativa en el Centro Penitenciario de San Antón, Cartagena. En 2002 nos constituimos en asociación propia, y, unos años más tarde, tras el cierre de la prisión, replanteamos nuestro proyecto para ajustarnos a las nuevas necesidades que detectábamos. En ese momento empezó nuestro trabajo con inmigrantes. Comenzamos “al raso” -no podía ser de otra manera-, en el patio de una casa del centro histórico, con un pequeño proyecto de clases de Español, destinado a unos veinte chicos, todos procedentes de Ghana. En la actualidad, atendemos a un grupo estable de unas ciento veinte personas entre las que se cuentan hombres y mujeres, niños, niñas, jóvenes y adultos, de Marruecos, Mauritania, Camerún, Mali o China, y desarrollamos diferentes programas tratando de llevar a cabo una intervención integral con estas personas.

P – ¿Por qué decidiste ser voluntaria y dedicar tu tiempo por los demás?
R – En mi caso, decidí dedicar mi tiempo a los demás, porque viví esto desde muy pequeña.. Desde que era una cría vi cómo otros dedicaban su tiempo a mí… sin contar las horas, sin otro interés que la persona que tenían delante. Cuando fui creciendo conocí la figura de Don Bosco, que me enamoró como educador, por su estilo educativo y por su compromiso con los jóvenes más necesitados. Siempre he sentido que la educación era mi espacio.. y siempre he creído que el lugar de los cristianos es al lado de los que menos tienen.. así que eso es lo que trato de hacer.

P – ¿Qué futuro le auguras a las Plataformas Sociales?
R – Le auguro un futuro largo y positivo. Somos un equipo de voluntarios y técnicos de diferentes edades, procedencias, perfiles profesionales, creencias religiosas… esto nos aporta una gran riqueza y un gran potencial. Trabajamos a diario por mejorar nuestras intervenciones y estamos comprometidos con nuestros proyectos. Además contamos con el apoyo y el respaldo de los salesianos. Nunca hubiésemos imaginado, cuando empezamos, que esta iba a ser nuestra realidad hoy. Por tanto, sólo podemos confiar.

P – ¿Qué diferencia a la Fundación Ángel Tomás y a la Asociación Alraso de otras entidades?
R – Creo que hay muchas entidades dentro del ámbito social que trabajan muy bien. Pienso que lo que nos puede diferenciar es la acogida. Utilizando las palabras de nuestros chicos y chicas, cuando vienen, se sienten "un poco menos extranjeros… un poco más en casa".
 

También te puede interesar…

Share This