ESTUDIO DE LA PALABRA| CICLO C – XIII Domingo de tiempo Ordinario

23 junio 2022

Propuesta de Lectio Divina personal (o en grupo)

XIII Domingo de tiempo Ordinario Ciclo C (Lc 9,51-62)

 

 

ORACIÓN

Creemos que estás en medio de nosotros, Padre, y en nuestro interior;

creemos que el Espíritu de tu Hijo nos impulsa.

Te pedimos que no dejamos de estar abiertos al Espíritu,

y que sepamos escuchar sus insinuaciones.

Que venga sobre nosotros tu Espíritu

que nos ayude a conocer más a tu Hijo

a través de la Palabra que ahora escucharemos.

(B) PASOS PARA LA MEDITACIÓN

  1. LEE…

¿Qué dice el texto?

Atiende a todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas. Para la comprensión del texto te pueden servir los comentarios que te ofrecemos a continuación.

Texto (Lc 9,51-62)

Cuando ya se acercaba el tiempo en que Jesús había de subir al cielo, emprendió con valor su viaje a Jerusalén. Envió por delante mensajeros, que fueron a una aldea de Samaria para prepararle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirle, porque se daban cuenta de que se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto le dijeron:

–Señor, si quieres, diremos que baje fuego del cielo para que acabe con ellos.

Pero Jesús se volvió y los reprendió. Luego se fueron a otra aldea.

Mientras iban de camino, un hombre dijo a Jesús: –Señor, deseo seguirte adondequiera que vayas.

Jesús le contestó: –Las zorras tienen cuevas y las aves nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza.

Jesús dijo a otro: –Sígueme.

Pero él respondió: –Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.

Jesús le contestó: –Deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el reino de Dios.

Otro le dijo: –Señor, quiero seguirte, pero deja que primero me despida de los míos.

Jesús le contestó: –El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás, no sirve para el reino de Dios.

Comentarios: 

Estamos acercándonos al cumplimiento del plan de Dios que inaugura una nueva etapa de la historia de salvación. Se trata de la partida (el griego dice asunción) de Jesús, del paso hacia el Padre. A través del término partida se evocan seguramente su muerte y resurrección, el conjunto del misterio pascual. Pero todo eso no es un proceso inexorable. La decisión de Jesús es un elemento esencial de ese misterio.

Jesús, que ha iniciado el camino que le lleva hacia la muerte (Lc 9 51), expresa en estos tres diálogos el riesgo y la urgencia del seguimiento. Jesús había sido rechazado por sus paisanos en su tierra natal (Lc 4 16-30), y en el pasaje anterior por los samaritanos. Su situación, nos dice el primer diálogo, es la del solitario que no tiene un lugar propio. En el segundo diálogo, Jesús es el que se dirige a otro para que le siga. Pero éste se escuda en un deber importante de todo judío: enterrar a su padre (2 Re 9 10; Jr 16 4). No se ha dado cuenta de que el anuncio del reino, al que es invitado por Jesús, pasa por delante de todos los deberes humanos. Los muertos (=los que son insensibles a la llamada de Jesús) enterrarán a los muertos. En el tercer caso, alguien expone el deseo de seguirle, pero pretende primero despedirse de los suyos, como hizo Eliseo cuando recibió la llamada de Elías para ser su discípulo (1 Re 19 19-21). Pero Jesús es más exigente que Elías.

Al contar al comienzo del viaje a Jerusalén estas exigencias radicales del seguimiento, Lucas quiere advertir a los discípulos sobre la seriedad del camino que van a emprender con Jesús. Es una advertencia que vale para los discípulos de cualquier época que toman la decisión de seguir a Jesús.

  1. MEDITA…

¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Sugerencias:

Para todo ser humano y creyente existen «tiempos» y «decisiones» que requieren ser orientados y encaminados.

Se ara, se siembra y se hace camino siempre hacia adelante con el corazón encendido por el fuego del amor del que va delante.

  • ” Te seguiré, Señor”
  • “Vingui a nosaltres el teu Regne”
  1. CONTEMPLA Y REZA…

¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Sugerencias:

Puesto que te sigo a ti solo, Señor, Jesús,

Hazme paciente con los que nos rechazan y

desprendido de mí y de los míos.

  1. ACTÚA…

¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

  1. COMPARTE…

Si la Lectio se hace en grupo, podéis compartir con sencillez lo que cada uno ha descubierto, para enriquecimiento del grupo.

  1. DA GRACIAS…

Puedes acabar este momento con una oración: expresa a Dios lo que has vivido, dale gracias por lo que te ha manifestado, y pide al Espíritu que te haga pasar de la Palabra a la vida.

Ven, Espíritu Santo,

ilumina mi corazón para que pueda entender la Palabra,

conocer más a Jesús

y hacer que en mi vida camine con criterios evangélicos.

Fuente y comentario Editorial CCS 2022

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. DA GRACIAS…

Puedes acabar este momento con una oración: expresa a Dios lo que has vivido, dale gracias por lo que te ha manifestado, y pide al Espíritu que te haga pasar de la Palabra a la vida.

 

 

Ven, Espíritu Santo,

ilumina mi corazón para que pueda entender la Palabra,

conocer más a Jesús

y hacer que en mi vida camine con criterios evangélicos.

 

 

Fuente Oración: Evangelio al dia 2022 Ed. CCS

También te puede interesar…

Share This