EPN | CICLO C – I DOMINGO DE CUARESMA

23 febrero 2022

Evangelio Lc 4,1-13

Narrador: ¡Hola! Hoy os quiero contar una historia que le paso a Jesús. ¿Queréis escucharla? Está relacionada con la cuaresma, os explico porque.

Niño 1: Claro, que queremos escucharla a nosotros nos gusta escuchar historias de Jesús y además desde el miércoles de ceniza estamos ya en la Cuaresma.

Narrador: Sí, sí. Recordad que Cuaresma significa cuarenta días, los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto. Y ahora os explico la historia.

Narrador: En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre.

Diablo: Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.

Jesús: Está escrito: «No sólo de pan vive el hombre»

Narrador: Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo.

Diablo: Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.

Jesús: Está escrito: «Al Señor, tu Dios, adorarás y a él sólo darás culto»

Narrador: Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo.

Diablo: Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo: «Encargará a los ángeles que cuiden de ti», y también: «Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras».

Jesús: Está mandado: «No tentarás al Señor, tu Dios»

Narrador: Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

Niño 2: ¡Madre mía!, que fuerte que era Jesús, nosotros muchas veces no superamos ni la tentación de comernos una chuche.

Jesús no quiere saber nada de comportarse espectacularmente, ni por la fuerza y violencia, ni tampoco tener tierras, casas…. Jesús quiere hacer cosas deferentes a las que le  ofrece este personaje que aunque nos lo presentan como el diablo, es la voz interior a veces nos dice que hagamos las cosas mal, en vez de hacer el bien. Y como a Jesús no puede convencerle, se alejó de Jesús. Debemos tener cuidado con creer que las cosas se arreglan pegando, se egoísta y querer siempre más cosas, ser más que los demás…

 

Padre nuestro, que estás en el cielo,
Santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Vamos a jugar

Pinta el dibujo

También te puede interesar…

Share This