EPN | CICLO C – I DOMINGO DE ADVIENTO

22 noviembre 2021

Evangelio Lc 21,25-28.34-36

Discípulo 1: ¡Maestro, Maestro! ¿Puedo preguntarte una cosa?

Jesús: ¡Claro!

Discípulo 1: ¿Cómo será el fin del mundo?

Jesús: Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas.

Discípulo 2: ¿Y en la Tierra, qué pasará en la Tierra?

Jesús: en la tierra, angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedaran sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo.

Discípulo 1: ¿Todos tendrán miedo?

Jesús: Todos temblarán de miedo.

Discípulo 2: ¿Y Tú?

Jesús: Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.

Discípulo 1: ¿Y entonces, qué tendremos que hacer nosotros?

Jesús: Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porqué caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.

Discípulo 1: Entonces… ¿Qué nos dices que hagamos?

Jesús: Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneos en pie ante el Hijo del hombre.

Dice Jesús a sus amigos: La vida en ocasiones trae consigo situaciones difíciles y dolorosas. Si os llegan a vosotros no tengáis miedo ni perdáis la confianza en mí. Yo estaré con vosotros, a vuestro lado, para ayudaros y daros fuerza. Estad despiertos y espabilados y permaneced unidos a mí.

Encendemos, señor, una luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche

al encuentro del amigo que viene.

En esta primera semana de adviento

queremos estar despiertos y vigilantes

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda

y la alegría más verdadera.

¡Ven, señor Jesús! ¡Ven, señor Jesús!

Vamos a jugar

Pinta el dibujo

También te puede interesar…

Share This