EPN | CICLO B – XXXI DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

25 octubre 2021

Evangelio Mc 12,28b-34

Narrador: En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:

Letrado: ¿Qué mandamiento es el primero de todos?

Jesús: El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos.

Niño 1: ¿Por qué dices dos mandamientos?

Jesús: No hay mandamiento mayor que estos…y no se pueden separar.

Letrado: Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.

Jesús: No estás lejos del Reino de Dios.

Letrado: ¡Gracias, Maestro!

Narrador: Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

Un hombre se acercó a Jesús para pedirle opinión sobre cuál era el mandato más importante de la Ley de Moisés que debían cumplir todos los buenos judíos. Muchos creían que era descansar el sábado, como día especial dedicado a Yahvé Dios. Y Jesús le respondió: “Ama a Dios con todo tu corazón y al prójimo como a ti mismo. Eso es lo que Dios desea, y es lo más importante en la vida de un buen judío”.

Señor de todo amor,

cuando salga por la puerta, enséñame a mi prójimo.

Mientras miro por la ventana, muéstrame a mi prójimo.

Mientras rezo, muéstrame a mi prójimo.

Muéstrame a mi prójimo.

Y luego déjame amarlos

en su alegría y en sus penas,

déjame amarlos

Con todo el amor como el que tú me amas.

Miro hacia arriba ahora, Señor.

Muéstrame a mi prójimo.

Vamos a jugar

Pinta el dibujo

También te puede interesar…

Share This