EPN | CICLO B – XII DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

14 junio 2021

Evangelio MC 4,35-41

NARRADOR: Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos:

JESÚS: Vamos a la otra orilla.

NIÑO 1: ¿Por qué quería ir a la otra orilla? ¿No había nadie más con ellos?

NARRADOR: Dejando a la gente, se lo llevaron en la barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua.

NIÑO 1: ¿Y Jesús dónde estaba?

NARRADOR Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole:

DISCIPULOS: Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?

NARRADOR: Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago:

JESÚS: ¡Silencio, cállate!

NARRADOR: El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo:

JESÚS: ¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?

NARRADOR: Se quedaron espantados y se decían unos a otros: “¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!”

Era por la tarde, y Jesús dijo a los discípulos que le llevaran a la otra orilla del lago. En medio de la travesía se levantó un huracán y las olas iban a hundir la barca. Los discípulos asustados despertaron a Jesús. Cuando se  despertó les dijo que por qué tenían tanto miedo y si no tenían fe. Entonces ordenó al viento y al lago que se callasen, y de repente pararon. Los discípulos estupefactos comentaban: – ¡Hasta los vientos y las aguas le obedecen!

Señor, nuestra mayor alegría es reconocerte como el todopoderoso,

con un amor y misericordia infinita, sé que en los momentos malos y buenos,

Tú estás siempre a mi lado para no permitir que me hunda,

y en cambio me darás calma, paz y fe. Gracias por tu infinito y eterno amor.

Vamos a jugar

Pinta el dibujo

Share This