VIVIR A FONDO | CICLO B – XII DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

14 junio 2021

MC 4,35-40

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: “Vamos a la otra orilla.” Dejando a la gente, se lo llevaron en la barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?” Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: “¡Silencio, cállate!” El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” Se quedaron espantados y se decían unos a otros: “¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!”

Este pasaje del evangelio nos muestra una vez más el diálogo que Jesús tiene con sus seguidores, y es la invitación a la confianza total en el Dios en que creemos.

No es fácil, vivir los acontecimientos, las relaciones, las responsabilidades… con aquella confianza que sea lo que sea lo que vivimos, todo tiene un sentido, pese a que nuestros ojos y sentimientos no tomen siempre la decisión de confiar en Dios… desde aquella seguridad que es una oportunidad de crecimiento, desde el don de la fe, en definitiva, de confianza en Dios.

Muchas veces sentimos dolor, nos ponemos interrogantes, podemos pensar en los por qué y optar por una actitud más débil que nos lleva al miedo, a la exigencia, al enojo, a la pasividad. Otras veces podemos esponjarnos, liberarnos, aligerarnos.

– Recordamos y revivimos mentalmente la imagen de un bebé en brazos de su padre o madre, tranquilamente, plácidamente… con aquella relajación del bebé atendido y amado.

– Y ahora, intentamos recordar alguna ocasión que nos hemos sentido el bebé en brazos de nuestro padre-madre del cielo.

– Desde la vivencia… ¿qué siento?

Reflexiones a partir del salmo 106

¿Alguna vez te has sentado por ahí y de repente sientes deseos de hacer algo agradable por alguien a quien le tienes afecto?

ESTE ES DIOS… que te habla a través del Espíritu Santo

¿Alguna vez te has sentido derrotado y nadie parece estar alrededor tuyo para hablarte?

ESTE ES DIOS… Él quiere hablar contigo.

¿Alguna vez has pensado en alguien a quien aprecias y a quien no has visto en cierto tiempo y lo siguiente que ocurre es verlo o recibir una llamada suya?

ESTE ES DIOS… no existe la coincidencia.

¿Alguna vez has recibido algo maravilloso que ni siquiera pediste?

ESTE ES DIOS… que conoce los secretos de tu corazón.

¿Alguna vez has estado en una situación problemática y no tenías indicios de cómo se iba a resolver y de pronto todo queda resuelto sin darte cuenta?

ESTE ES DIOS… que toma nuestros problemas en sus manos y les da solución.

¿Alguna vez has sentido una inmensa tristeza en el alma y al día siguiente la tristeza ha pasado?

ESTE ES DIOS… que te mimó y te dijo palabras dulces.

¿Alguna vez te has sentido muy cansado, hasta el punto de querer morir y de pronto un día sientes que tienes la suficiente fuerza para continuar?

ESTE ES DIOS… que te cargó en sus brazos para darte descanso.

Todo es tan sencillo cómo…. ¡PONERSE EN MANOS DE DIOS!

“Demos gracias a Dios por el amor que nos muestra en la cotidianidad, por toda la bondad que hay en Él y en todas las personas que nos rodean”.

“Todo va a ir bien”

Letra y canción: Luis Guitarra

https://www.youtube.com/watch?v=bW-RueoIrLs

Mientras haya un horizonte en esta tierra,

mientras no pierdas las ganas de reír,

mientras brille en nuestro cielo alguna estrella,

no te rindas, no te canses de vivir.

Todo va a ir bien, todo va a ir bien,

todo, todo, todo, todo va a ir bien.

Mientras haya quien denuncie en las aceras,

la injusticia, las promesas sin cumplir.

mientras quede algún peldaño en tu escalera,

no te pares, no lo dejes sin subir.

Mientras siga amaneciendo en cada aldea,

mientras falte una canción por escribir,

mientras sientas que aún te merece la pena,

no te calles, no te quedes sin decir.

Todo va a ir bien, todo va a ir bien,

todo, todo, todo, todo, va a ir bien.

Todo va a ir bien, todo va a ir bien,

de algún modo sé que todo, todo va a ir bien.

Hay ventanas en mitad de mi ciudad,

hay palabras en el aire que nos hacen confiar,

y certezas que nos dan la libertad,

que nos hablan de utopías que contagian valentía,

que nos muestran un camino por andar.

Todo va a ir bien, todo va a ir bien,

todo, todo, todo, todo, va a ir bien.

Todo va a ir bien, todo va a ir bien,

de algún modo sé que todo, todo va a ir bien. (Bis).     

Share This