Ouaga: la alternativa es la formación de calidad

22 julio 2021

En Burkina Faso la tasa de desempleo es muy alta, especialmente en la capital Ouagadougou. Las jóvenes tienen muchas dificultades para terminar la educación básica y optar a la formación profesional. Una situación que se traduce en falta de oportunidades para acceder al mercado laboral en unas condiciones dignas. Por ello, los Salesianos vienen trabajando en el barrio de Belleville desde 2013, en el Centro de Formación Profesional Don Bosco, para facilitar un alternativa de calidad a las mujeres jóvenes con escasos recursos y con cargas familiares. A través de los talleres de costura, peluquería, cocina e informática, las jóvenes pueden capacitarse profesionalmente para acceder a un trabajo decente o montar su propio taller.

Gracias a la financiación del Ayuntamiento de Utrera y de la Diputación de Huelva, y a las donaciones particulares de sus socios, socias y personas que colaboran de las Casas Salesianas, Bosco Global recientemente ha finalizado dos proyectos de Cooperación Internacional que han modernizado todo el equipamiento y los materiales de los talleres, mejorando el servicio que presta el centro y las competencias del alumnado a la hora de acceder a un puesto de trabajo.

Las estudiantes del centro agradecen y valoran positivamente el salto de calidad que se ha dado, que gracias a las mejoras implementadas pueden, en el caso de los talleres de costura, disponer de una máquina de coser para cada alumna, y promocionar la confección de los paños tradicionales “Faso Dan Fani”, que ponen en valor la cultura burkinesa y el consumo local. Las jóvenes continúan su formación para convertirse, el día de mañana, en buenas profesionales del sector de la costura y la peluquería.

El proyecto ha contribuido además a mejorar las condiciones higiénicas del centro y las medidas de prevención de la COVID-19, y así evitar los contagios.

Por último, durante varios meses se han desarrollado talleres de autoempleo para aquellas personas que tienen inquietudes por montar su propia empresa, y a través de la oficina de inserción, se les ha acompañado en este proceso para poner en marcha su actividad.

Desde Bosco Global agradecen a todas las personas que han hecho posible que estas jóvenes tengan una alternativa que les abra más oportunidades para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

También te puede interesar…

Share This