Martí-Codolar crea un plan para el cuidado de sus jardines

4 mayo 2021

Coincidiendo con el 135 aniversario de la visita de Don Bosco a esta casa, la obra salesiana de Martí-Codolar (Barcelona, SMX) ha desarrollado un plan para el cuidado y mantenimiento de sus jardines.

Gracias a las transformaciones que sufrió la finca en los últimos dos siglos, actualmente cuenta con una extensión de más de 2 hectáreas de jardines y zonas verdes, que la convierten en un lugar privilegiado para encontrarse con la naturaleza y disfrutar con sus rincones.

Con el objetivo de proteger y embellecer este espacio, considerado uno de los jardines históricos / lugares pintorescos de la ciudad, se diseñó un plan de cuidado de los jardines que ayude a mantener la belleza del conjunto y la biodiversidad, de manera armónica y temática.

Como miembro de la red salesiana Don Bosco Green Alliance, la casa ha querido mostrar su compromiso global con el cuidado de la casa común, garantizando una gestión eficiente y sostenible de los espacios verdes, mediante unas líneas de trabajo sencillas pero rigurosas.

El deseo de todas las personas que forman la gran familia en Martí-Codolar es que todos los que viven y visitan esta casa encuentren un lugar hermoso y de paz en medio de las prisas y ruidos de la gran ciudad. Un lugar donde la naturaleza nos ayude a conectar más con nosotros mismos y nos acerque a la relación con Dios.

Un poco de historia

La finca, situada en el distrito de Horta-Guinardó de la ciudad de Barcelona, tiene una historia de varios siglos relacionada con la agricultura y la ganadería. La denominada «Granja Vieja» pasó a convertirse a finales del siglo XIX en la residencia de una familia de la burguesía catalana, los Martí-Codolar, quienes transformaron la masía original, montaron una de las instalaciones pioneras, para la época, de cría de aves y hasta albergaron los más de 160 animales con los que tuvo origen el zoo barcelonés, en el Parque de la Ciudadela.

Posteriormente, y gracias a la relación que esta familia estableció con San Juan Bosco, a raíz de su visita el 3 de mayo de 1886, la familia cedió esta casa a la Congregación, en 1949, para que se convirtiera en casa y centro de formación cristiana.

Actualmente, la casa alberga el Instituto Superior de Ciencias Religiosas Don Bosco; el Centro Regional para la formación específica de Salesianos coadjutores; un Museo sobre la historia de la casa y de la presencia salesiana en ella; una comunidad salesiana que, entre otras cosas, acoge una de las enfermerías Inspectoriales. También cuenta con una hospedería que acoge familias de los Servicios Sociales municipales y los migrantes de un proyecto de Cruz Roja. Fuera de la finca, la obra salesiana se completa con un oratorio-centro juvenil y una plataforma social para jóvenes en situación de riesgo de exclusión social.

También te puede interesar…

Jóvenes que rompen todos los códigos

Jóvenes que rompen todos los códigos

‘Don Bosco F5’ es la primera escuela digital, inclusiva y solidaria de Andalucía que gracias a Don Bosco Salesianos Social permitirá que personas en situación de vulnerabilidad accedan a empleos digitales.

Share This