Las ‘Buenas Noches’ bajan el telón tras unir a la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora durante el tiempo de confinamiento

31 mayo 2020

Desde que comenzó el Estado de Alarma por la crisis del coronavirus y el consecuente confinamiento en casa, muchos han sido los recursos que desde nuestras casas salesianas se fueron generando para abrir una ventana y decir: “aquí estamos, aquí seguimos”. Uno de estos recursos fueron las Buenas noches que, cada día, a partir de las ocho de la tarde, comenzaron a difundirse a través de las diferentes redes sociales y de los grupos de WhatsApp.

Gracias a los salesianos y laicos de la Inspectoría María Auxiliadora, unidos por el objetivo de la campaña inspectorial «Somos Uno», se acabó cada día con un buen pensamiento que animó a renovar las esperanzas y vivir cada día con fe, además de crecer en unidad.

Cabe destacar que este formato, que contó con más de 8500 oyentes directos y con más de 375 suscriptores fijos entre Ivoox y Spotify.  ocupó un lugar entre los 20 podcast más escuchados de la categoría «Hijos y educación» e instalándose entre los 1000 formatos más escuchados en la plataforma. La acogida y el uso pastoral de este recurso animó a la Delegación de Comunicación para estudiar nuevos formatos de audio en próximos proyectos.

Tras superar las 70 entregas el equipo técnico de Delegación puso el broche a este recurso agradeciendo la colaboración de todas esas personas que han decidido compartir el camino desde el inicio de la Cuaresma, vivir la Pascua y llegar hasta el cierre del mayo salesiano con la celebración de Pentecostés.

El origen salesiano de las ‘Buenas Noches’ 

Como explicaba D. Pascual Chávez (RM de los SDB 2002- 2014), “Las ’Buenas Noches’ son un elemento fundamental de la cultura salesiana. Cada noche, después de las oraciones habituales y antes de que los alumnos se marchen a descansar, el Director o alguien por él, dirija algunas palabras afectuosas en público (…); pero su mensaje no pase nunca de los dos o tres minutos. Ésta es la llave de la moralidad, de la buena marcha y del éxito de la educación» (Reglamento del Oratorio, 1854).

También te puede interesar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This