Jóvenes que rompen todos los códigos

11 mayo 2021

Por Don Bosco Social

Don Bosco F5’ es la primera escuela digital, inclusiva y solidaria de Andalucía que gracias a la Fundación Don Bosco Salesianos Social permitirá que personas en situación de vulnerabilidad accedan a empleos digitales.

“Con la F5 tengo la oportunidad de romper con los estereotipos que la sociedad me marca por ser mujer, joven e inmigrante. Romper con los ‘códigos’ supone para mí formarme en el ámbito tecnológico y lograr mi inserción laboral en este sector”. La que habla es Rosibel, joven de 27 años de origen venezolano que ha hecho suyo el lema ‘rompemos los códigos’ que preside la escuela digital. Es una de las 24 coders –término con el que se define a las personas profesionales que escriben código- de la escuela ‘Don Bosco F5’ que la Fundación Don Bosco Salesianos Social ha inaugurado este lunes con la presencia de la consejera de empleo, Rocío Blanco, gracias al apoyo de Endesa y de la Fundación “la Caixa”.

La inauguración en el Centro Social Don Bosco del Polígono Sur de Sevilla contó con amplia representación de la administración pública y del sector empresarial de la ciudad. Rocío Blanco, consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha destacado en su intervención que la Fundación “demuestra una vez más su visión con este proyecto innovador, que da en la diana en cuanto a las necesidades que demanda el mercado laboral, no del futuro, sino del ahora”, recordando que algunos estudios sitúan en 450.000 los empleos que se verán afectados por los distintos procesos de automatización y digitalización en Andalucía.” “Es un tren que no podemos perder si no queremos que la crisis causada por la pandemia no sea cíclica, sino estructural”, ha insistido la consejera, que ha señalado que iniciativas como la nueva escuela “son la apuesta de futuro que debemos hacer para embarcarnos en esa recuperación que todos anhelamos, y que no debe dejar a nadie atrás”.

Don Bosco Salesianos Social, consciente de que la crisis sanitaria, económica y social provocada a raíz de la pandemia ha limitado las posibilidades de inserción laboral en sectores como la hostelería o los servicios, ha puesto en marcha esta iniciativa que busca nuevas posibilidades de inserción en sectores que, habitualmente, se encuentran alejados de los colectivos más vulnerables. En ese sentido, Jaime Bretón, Comisionado para el Polígono Sur de Sevilla, destacó “la importancia de desarrollar en el Polígono Sur una formación novedosa para los jóvenes, relacionada con el mundo digital y alejada de lo que tradicionalmente se puede ofertar sobre oficios tradicionales; preparando así a los jóvenes para los nuevos nichos de mercado que actualmente demandan las empresas tecnológicas”

 

Don Bosco Salesianos Social entiende que una de las claves de la intervención social es contar con el sector empresarial como socios en los procesos formativos y de inserción. Es por ello que con la escuela ‘Don Bosco F5’ va de la mano de Endesa y de la Fundación ‘la Caixa”. Ambas han apostado por desarrollar el talento digital de personas con perfiles de vulnerabilidad.

Rafael Sánchez, Director General de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla de Endesa, señaló en su intervención que “con Don Bosco llevamos años promoviendo talleres ocupacionales para personas que tienen la capacidad y voluntad de salir de su situación socioeconómica. Con la escuela digital damos un paso adelante. Nuestro plan de responsabilidad pública tras la pandemia nos compromete con la población y con la formación para el empleo y el emprendimiento”. Rafael Sánchez hizo un guiño a los participantes de la escuela dirigiéndose a ellos de “coder a coder”. “Os los dice alguien al que le ha picado el bicho de la programación. Os pido que dediquéis el 120% para dar el salto de esta formación al mundo del trabajo en la empresa”.

Mª Jesús Catalá, Directora Territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental y Extremadura, que asistió al acto acompañada de Yolanda López, Delegada de Andalucía de Fundación ”la Caixa”, intervino y dirigió sus palabras “a los 24 protagonistas de hoy. Sois realmente los importantes y los que vais a aprovechar esta oportunidad. Este es un proyecto formativo diferente que os va a dar esa salida profesional que será la recompensa a vuestro esfuerzo. Lo que dignifica a la persona es tener un trabajo, poder ser independiente económicamente y tener un proyecto de vida apoyado en ese mundo laboral. Estáis en un proyecto excepcional, aprovechadlo”.

Miguel Rus, Presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla resaltó la importancia de  “disminuir la brecha entre la formación reglada y las necesidades del mundo de la empresa. Los planes formativos deben de adaptarse a los nuevos modelos productivos”. Así mismo constató que “en el camino de la digitalización no hay vuelta atrás y tampoco podemos dejar que nadie se quede atrás”.

“Polígono Sur es un barrio con identidad y del que tenemos que sentirnos orgullosos por el trabajo que hacen sus vecinos y vecinas y las entidades sociales. Tenemos la necesidad de generar las oportunidades básicas para que sus vecinos puedan desarrollar libremente y en condiciones de igualdad su proyecto vital. Somos muchos los que estamos comprometidos para que eso sea así”, manifestó Juan Manuel Flores, Delegado del Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla.

La escuela digital ‘Don Bosco F5’

En España el modelo comenzó a implantarse en 2018 y actualmente existen cinco escuelas F5, siendo la de Don Bosco en Sevilla la primera escuela digital, inclusiva y solidaria de Andalucía.

“Lo más novedoso e innovador es la pedagogía que implantamos y a quién va dirigida esta formación”, señala Ignacio Vazquez, Presidente de la Asociación Española de Escuelas de Segunda Oportunidad y Director Zona Sur de Don Bosco Salesianos Social. “Esta escuela digital no requiere de conocimientos previos, apuesta por una pedagogía activa y es 100% práctica. Desarrolla proyectos reales para organizaciones y mezcla dinámicas híbridas en aula y formación online”.

‘Don Bosco F5’ desarrolla un modelo que es fruto de la colaboración con Factoría F5. “Este modelo ha sido implementado de manera exitosa en más de 100 escuelas de 15 países formando a más 13.000 personas con una tasa de éxito del 75% (empleo, formación adicional o emprendimiento). Tiene el objetivo de localizar el talento digital escondido entre los colectivos más vulnerables –jóvenes sin titulación, mujeres en situación de precariedad, personas refugiadas, desempleados de larga duración…- y facilitarles, de forma gratuita, una formación de calidad como desarrolladores web fullstack”, ha destacado Guillaume Thureau, Presidente cofundador y CEO de Factoría F5. “Llegamos donde las demás escuelas, los demás dispositivos formativos no llegan. La orientación profesional es constante ya que se busca la inserción en empresas tecnológicas del entorno”, añade Thureau.

Rompiendo los códigos

En el Polígono Sur se rompen los códigos. No es cuestión solo de programar web y aplicaciones, de manejar html, css o javascript, códigos que al común de los mortales nos resultan incomprensibles. Con una formación y trabajo de 1000 horas, desde ‘Don Bosco F5’ rompen con los códigos que condenan a la exclusión a jóvenes sin estudios o encasillan su futuro laboral al sector servicios, empleos estacionales o infraremunerados. En la inauguración lo pudimos escuchar en las palabras de Aurora, “residente del Polígono Sur desde que nací. Doy las gracias a las organizaciones y empresas que desarrollan esta formación en mi barrio porque así rompemos con los tópicos que nos lacran. La formación F5 es para mí una oportunidad para reciclarme. Al ser seleccionada supe que iba a ser una gran oportunidad. Espero y esperamos -hablo también por mis compañeros- aprender lo máximo posible, encontrar un empleo de calidad y que las empresas descubran estos 24 tesoros que somos. Lo vamos a conseguir”.

“La tecnología es para todos” reza un cartel que preside el aula de estos coders. Y vaya que si lo es.

También te puede interesar…

Share This