¡Gracias por vuestro ejemplo!

25 junio 2021

Por Salesianos Comunicación

 

“Educar es lo mismo / que poner un motor a una barca, / hay que medir, pensar, equilibrar, / y poner todo en marcha.

Pero para eso, / uno tiene que llevar en el alma / un poco de marino, / un poco de pirata, / un poco de poeta, / y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar, / mientras uno trabaja, / que esa barca, ese niño / irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío / llevará nuestra carga de palabras / hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día / esté durmiendo nuestro propio barco, / en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada”.

Este poema, atribuido popularmente a Gabriel Celaya (1911-1991) y publicado en Buenos Aires en el libro ‘Casi puro rezo’ de la editorial Stella, es obra del autor Fermín Gainza. Este religioso y educador chileno de La Salle, sin imaginarlo, pudo escribir el mejor epílogo posible para un curso inolvidable como el de este 2020/21.

 

Después de unos meses muy duros, en los que había muchas ganas de encontrarse y demostrar que era posible superar las dificultades y temores generados por la pandemia, solo quedan palabras de agradecimiento para todos los protagonistas de una gran cadena humana que lo han hecho posible. Un año en el que alumnado, familias, docentes y personal de administración y servicio han puesto lo mejor de cada uno para superar todos los retos y centrarse en el fin más importante: educar.

 
¡Gracias por vuestro ejemplo!
 

Alumnado y profesores se dirigen este mensaje que resume lo vivido en los centros salesianos. Sin vosotros nada hubiera sido posible.

También te puede interesar…

Share This