Salesianos y Covid-19, Rector Mayor: «Muchos de nuestros jóvenes han sido heroicos ayudando a los pobres»

21 diciembre 2020

Por Salesianos Comunicación

“Hemos intentado por todos los medios de invitar a los niños y jóvenes a ser muy responsables, y sobre todo seguir como ciudadanos, las indicaciones de las autoridades civiles y sanitarias de cada país. En este sentido, hemos proporcionado, especialmente a los jóvenes de nuestras obras, indicaciones pedagógico-educativas útiles y didácticas. Cuando los niños comprenden, suelen estar más atentos que los adultos”. El padre Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de los Salesianos, analiza la respuesta salesiana a la pandemia y sus consecuencias, y aplaude a los jóvenes por su compromiso, sin olvidar el sacrificio de muchos de sus cohermanos y los retos aún por superar.

“Faltó una acción de prevención … La política sanitaria tendrá que revisar sus protocolos de seguridad, aprovechando esta lección para el futuro”, prosigue el Rector Mayor.

¿Cómo están realizando la misión en este momento?

Han sido meses difíciles y en los 134 países en los que estamos presentes, hemos intentado dar una respuesta acorde a los contextos específicos. En primer lugar, hemos querido poner en práctica el lema salesiano «ciudadanos honestos», que fue también la regla de vida adoptada por Don Bosco en la educación de los niños.

¿No tenían miedo de quedarse entre la gente?

No nos hemos encerrado en nuestras casas, pero, con la ayuda de jóvenes voluntarios, en todo el «mundo salesiano», hemos formado grupos de ayuda y de participación. Desde el primer momento convocamos una campaña salesiana mundial para ayudar a los más afectados: pudimos llegar a más de 63 naciones enviando ayudas económicas ofrecidas por tantas personas buenas y generosas que están a nuestro lado todos los días.

Lamentablemente, se sabe con tristeza que la pandemia no solo ha causado víctimas, sino que también ha empobrecido a quienes no tenían ingresos adecuados. Por lo tanto, también hemos ayudado a las familias de muchos de nuestros estudiantes con alimentos y otros recursos. Siempre ha habido colaboración con las Cáritas locales, instituciones y ONG. También debo señalar el heroísmo de muchos de nuestros jóvenes que en las grandes ciudades han distribuido ayudas en las calles a los sin techo y a personas de todo tipo, a las familias más pobres.

¿Cuántos religiosos han muerto como consecuencia de la infección?

Desafortunadamente, hemos perdido al menos ochenta hermanos. Al principio se pensó que la pandemia solo afectaba a los ancianos, pero pronto nos dimos cuenta de que el Covid-19 afecta a todos. Y lamentablemente, creo que estas muertes aún no han terminado. Es un aspecto del gran dolor causado por la pandemia: el de tantas muertes en tantas familias, en nuestras comunidades religiosas y diócesis. Esta es y ha sido la realidad. Intentamos vivirlo con fe y esperanza.

¿Cómo han repensado la didáctica en las escuelas?

A decir verdad, muchas de nuestras escuelas, especialmente las secundarias, ya estaban predispuestas a la educación a distancia y por lo tanto la transición fue algo «simple». El problema surgió para los niños más pobres. Aquí también hemos dado nuestra ayuda donando tabletas y creando puntos de escucha video. Todo esto fue posible con la ayuda de familias que ya pagan una tarifa.

Desafortunadamente, la escuela privada no puede basarse solo en familias y administradores. En muchos países se considera un servicio público, incluso si lo realiza una institución privada.

Riccardo Benotti

También te puede interesar…

Share This