La Federación Don Bosco de la Comunidad Valenciana comienza el curso abriendo caminos de fraternidad entre sus centros juveniles

16 septiembre 2022

Representantes de las 12 entidades se dieron cita en Godelleta el pasado 10 de septiembre para programar un curso lleno de novedades y retos con el nuevo lema pastoral muy presente.


Durante esta jornada se celebró su segunda asamblea presencial tras las últimas convocatorias desarrolladas en formato online a causa de la pandemia. En este encuentro participó medio centenar de jóvenes pertenecientes a las asociaciones que forman parte de la federación y que se encuentran repartidas por toda la Comunidad Valenciana y de los centros juveniles de la Región de Murcia, además de destacar la entrada como socio del Centro Juvenil Salesiano Valdocco de Salesianos Ibi.  

La asamblea sirvió para presentar el presupuesto, anunciar diversos relevos en el Consejo de la Federación, en la junta permanente, presidentes de centros juveniles y salesianos, además de llevar a cabo una formación de voluntariado en torno a los temas de Secretaría, Tesorería y el Plan formativo de voluntariado.

Al finalizar la asamblea se hizo un momento lúdico formativo que consistió en un escape room con la finalidad de fortalecer al equipo. Otro momento destacado del encuentro fue la eucaristía, además de la notable presencia de diversos salesianos que se hicieron presentes; entre ellos Pablo Gómez, Jordi Tarrazó, Dani Peña, Rubén Ponce, Antonio Zaragoza y el salesiano cooperador, Juan Granell.

El encuentro finalizó con una comida fraterna y con la vista puesta en los siguientes encuentros y nuevos retos del curso en el que ‘Abrimos caminos’ como eje pastoral.

También te puede interesar…

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

El deporte educativo salesiano estuvo presente en el Vaticano para responder a la invitación del Santo Padre sobre la responsabilidad social del deporte y la importancia del mismo como medio de crecimiento humano, educativo y espiritual adoptando tres características fundamentales: un deporte cohesionado, accesible y a medida de cada persona.