Juan Antonio Arana Martínez, salesiano sacerdote (1940-2022)

24 agosto 2022

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora comunica que, a las 15:30 del miércoles 24 de agosto de 2022, ha fallecido en la Infermeria Mare de Déu de la Mercè de Martí-Codolar en Barcelona, el querido hermano salesiano sacerdote don Juan Antonio Arana Martínez, después de tres días de empeoramiento irreversible de su enfermedad.  Tenía 82 años de edad y había cumplido los 65 de salesiano y los 53 de sacerdote.  

El 26 de agosto, tendrán lugar las exequias en la intimidad, seguidas de la incineración, y días más tarde se celebrará el funeral en Mataró, del que se comunicará, oportunamente, fecha y hora.

Juan Antonio nació en San Martín de Améscoa (Navarra), el 24 de junio de 1940. Hizo el noviciado en L’Arboç y allí profesó el 16 de agosto de 1957. Los estudios de filosofía los cursó en Sant Vicenç dels Horts (1957-60) y el tirocinio lo realizó en Mataró (1960-63). Después siguieron tres años de estudio de la teología en Barcelona-Martí Codolar (1963-1966), dos años en Mataró (1966-68) y un año en Martí-Codolar, al finalizar el cual, fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1969.

Desde entonces, los lugares en donde ha desarrollado su labor pastoral, son estos:  Mataró (1969-77), Huesca (1977-84), Sarrià-Santo Ángel (1984-87), Barcelona-Rocafort (1987-94), Badalona (1994-95), Makati-Don Bosco-Filipinas (1995-97), y nuevamente en Mataró, desde 1997 hasta el comienzo del verano de 2022 en que se trasladó a la Infermeria Mare de Déu de la Mercè de Martí-Codolar gravemente enfermo.

Que el Señor Resucitado acoja con ternura al hermano Juan Antonio entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana; y que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo acoja con el cariño de Buena Madre del cielo.

Que descanse en paz

También te puede interesar…

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

El deporte educativo salesiano estuvo presente en el Vaticano para responder a la invitación del Santo Padre sobre la responsabilidad social del deporte y la importancia del mismo como medio de crecimiento humano, educativo y espiritual adoptando tres características fundamentales: un deporte cohesionado, accesible y a medida de cada persona.