Bosco Global apoya el acceso al agua potable en la región de Lagos, Nigeria

30 septiembre 2022

El pasado mes de abril se inició la búsqueda de agua en el recinto del centro educativo que las salesianas están construyendo en Ikorodun, Lagos, para ofrecer en un futuro próximo formación a la población en situación de más vulnerabilidad del lugar, especialmente mujeres.

Las perforaciones dieron resultado y se inició la construcción de una torre y depósito en altura, que almacena el agua que se bombea desde el subsuelo, y que permite abastecer a las personas de la zona, reduciendo en gran medida los trayectos hasta los pozos o depósitos más cercanos.

El proyecto, financiado por el gobierno de la Región de Murcia, está previsto que finalice en 2024, y en una segunda fase también mejorará las condiciones de higiene y salud proporcionando instalaciones sanitarias y fomentando prácticas de higiene para la población más vulnerable.

La hermana salesiana Dieudonne Jean Louis, una de las tres monjas encargadas de la misión salesiana en Lagos, explica que «Nigeria es un país muy grande y poblado que se enfrenta a muchos desafíos, especialmente la inseguridad y la pobreza. Muchos jóvenes viven sin esperanza y solo esperan salir del país. La población migrante más grande del mundo, especialmente en Europa, es de Nigeria. Creo que nuestra presencia aquí traerá algo de esperanza a la juventud, al buscar formas de apoyarla, empoderarla y educarla».

Se trata de la primera presencia de las salesianas en Nigeria, que llegaron en 2019 y desde entonces se han hecho al lugar, realizando un diagnóstico de necesidades, conociendo a la comunidad local y en breve iniciarán los proyectos formativos.

También te puede interesar…

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

Representación salesiana en el encuentro internacional “Sport for all – cohesive, accessible and tailored to each person”

El deporte educativo salesiano estuvo presente en el Vaticano para responder a la invitación del Santo Padre sobre la responsabilidad social del deporte y la importancia del mismo como medio de crecimiento humano, educativo y espiritual adoptando tres características fundamentales: un deporte cohesionado, accesible y a medida de cada persona.