“Si Don Bosco viviese hoy tendría una mirada cariñosa y especial hacia los migrantes”

24 febrero 2019

Pregunta-Respuesta: Ana Belmonte. Coordinación de proyectos con personas inmigrantes. Servicios centrales Fundación Don Bosco.

Autor: Luis Fernando Medina. Fundación Don Bosco.

“Si Don Bosco viviese hoy en nuestra sociedad tendría una mirada cariñosa y especial hacia los migrantes”.

¿Cómo descubriste tu vocación por los últimos?

Sinceramente no soy capaz de recordar en qué momento descubrí mi vocación por los últimos la dirección. Miro hacia atrás y mi vida siempre ha estado ligada a una vocación clara por ellos, pero es cierto que recuerdo una experiencia muy significativa que viví por el año 2008 de voluntariado de corta duración en Tenerife, concretamente en Tegueste.

Fue con la Fundación, atendiendo la llegada masiva de pateras, a los chicos inmigrantes que llegaban a nuestras costas;  asistiéndolos en clase de refuerzo de la lengua española, en la cultura de acogida, deporte, acompañándolos personalmente. En ese momento sí que me ratifique en que ese era mi camino y era mi opción de vida.

¿Cómo vives el carisma de Don Bosco en tu día a día?

Como abogada de Extranjería y protección internacional intento vivir el carisma de Don Bosco, que para mí es un claro referente de vida, a través de la lucha por la justicia social. También intento vivirlo en mi día a día en las claves de la alegría, de la espontaneidad, del acompañamiento a los equipos y a los chicos y chicas. Muchas veces ellos son solo conscientes de sus defectos y también intento hacerles ser conscientes de sus muchas fortalezas

¿Cómo está respondiendo la Fundación Don Bosco a los Últimos?

La Fundación Don Bosco lleva respondiendo 20 años a los últimos. Es cierto que en estos últimos años el crecimiento de la entidad se ha hecho mucho más potente para para poder llegar a todos esos colectivos vulnerables; a todas esas personas que sufren en sus vidas.  ¿Y cómo llegan a los últimos? pues a través de todas las personas que trabajan en la entidad porque la Fundación es lo que es por las personas que la integramos, ya sea a través de contratos laborales, de forma altruista entregando su tiempo o como destinatarios de la misma. Nosotros no hablamos de la Fundación sino de Don Bosco, de nuestra casa.

¿Cómo animarías a los jóvenes a volcarse desde los social en su realidad local?

Sinceramente pienso que actualmente la sociedad en la que vivimos no tiene muy buen concepto de lo social como estamos diciendo, pero yo le diría a todos los jóvenes que sientan esa inquietud que se animen porque lo que sí que les puedo asegurar desde ya es que lo que ellos den van a recibirlo multiplicado, sin duda alguna.

¿Alguna opinión sobre el fenómeno migratorio de los jóvenes en la actualidad?

Cuando pienso en el fenómeno migratorio a día de hoy me acuerdo siempre de Don Bosco porque Don Bosco iba las cárceles, que era donde detectó que había jóvenes que necesitaban ser acompañados y ser cuidados, y estoy segura que si Don Bosco viviese hoy en nuestra sociedad tendría una mirada cariñosa y especial hacia los migrantes.

Es cierto que actualmente estamos viviendo un fenómeno que no se había dado antes, sin precedentes; están llegando muchísimas personas a nuestras costas, el flujo mixto migratorio que quiere decir que son personas que vienen buscando mejorar su calidad de vida, menores extranjeros no acompañados porque su familia así lo deciden, vienen personas que solicitan la protección internacional, huyendo de problemas reales, de conflictos, de violaciones, de matrimonios forzosos, de prácticas que muchísimas veces nuestra mente no es capaz ni de imaginar.

Y creo que la Fundación tiene una mirada cariñosa hacia ellos porque, aunque trabajamos con jóvenes vulnerables, ellos son especialmente vulnerables. Son chicos y chicas que están solos en un país que no es el suyo, ante una cultura que no es la suya y construir un futuro en este entorno es complicado.

Por eso quiero aprovechar la ocasión de invitar a todas las personas que forman parte de los grupos salesianos de nuestra Congregación para que se involucren de una forma especial con estos jóvenes y a que participen en la medida de sus posibilidades en hacer bien a estos chicos y a estas chicas que tanto lo necesitan.

 

 

También te puede interesar…