Unidas en el sueño de Don Bosco para transformar la realidad

29 enero 2021

Por: Don Bosco Salesianos Social

En 2021 la Fundación Don Bosco Salesianos Social comienza su andadura. Unidas por los demás, la Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás- FISAT, Fundación Don Bosco y Salesians Sant Jordi han dado el paso de la unificación. 50 años de experiencia conjunta y ánimos renovados para seguir con el legado de Don Bosco.

Cada día las Plataformas Sociales Salesianas de la Inspectoría María Auxiliadora son testigo de toda clase de injusticias, pobreza, exclusión, ausencia de un futuro, puertas cerradas, pero sobre todo, son testimonio de un “fenómeno”: las oportunidades sanan.

Miles de jóvenes, niños y niñas, personas migrantes y otros colectivos de ciudadanos y ciudadanas que por distintas realidades viven en situación de riesgo o exclusión social han llegado hasta alguno de los recursos de las plataformas sociales salesianas para ser acompañados/as. Son muchas las vidas con un antes y un después de esta experiencia, marcada por la recuperación o la toma del protagonismo de sus vidas.

  • “Soy Sergio y, gracias a Don Bosco, he encontrado muchos valores que había olvidado y he mejorado mis opciones para encontrar un trabajo”.
  • “Soy Rosario y participo en las Cocinas Comunitarias de Don Bosco. En ellas, he aprendido a ser mejor persona, a colaborar a través de la cocina con la gente de mi barrio y a apostar por mi familia”
  • “Soy Andrea, y junto a mis compañeros y compañeras me siento como en una gran familia. Con Don Bosco, he vuelto a confiar en mí y en los valores de nuestra sociedad”.
  • Soy Elena. Me llevo buenos momentos. Me han dado la oportunidad de superarme”.
  • Soy Narjís. Somos Parte ha sido un cambio muy importante en mi vida porque me ha dado fuerza y una sensación de seguridad en mí misma. He aprendido muchísimas cosas y he salido con ganas de seguir adelante y tener un futuro. Llegué a pensar que no podría salir adelante, ahora tengo muchas ganas de aprender más”.

Sergio, Rosario, Andrea, Elena, Narjís…son destinatarios y destinatarias de las plataformas sociales salesianas, pero sobre todo son quienes mueven a un equipo humano de más de 800 trabajadores y trabajadoras y 525 voluntarios/as a la acción social transformadora, para ser palanca de cambio ante la desigualdad y la exclusión de la infancia, adolescencia, juventud y colectivos vulnerables.

 “Don Bosco nos decía que si un día dejamos a los chicos y entre ellos a los más pobres, comenzará al declive de la congregación, por ello nuestra inspectoría y cada uno de nosotros tenemos que escuchar juntos la llamada que Dios nos hace por los jóvenes pobres, y junto a ellos abrir nuevos caminos y ampliar horizontes de vida y de futuro. Esto es una llamada que se nos hace a todas las obras de la inspectoría pero de una manera especial a las obras dedicadas a estos jóvenes”, reflexionaba Joan Valls, director general de Don Bosco Salesianos Social, en el anuncio de la unificación.

La fuerza de la unidad

El proceso de unificación comenzó a gestarse hace seis años. “A lo largo de este camino nos hemos podido conocer y querer más y hemos constatado que en los aspectos fundamentales había ya una gran unidad, la opción por los jóvenes más pobres y la vivencia del sistema preventivo con nuestra manera de llevarlo a la práctica: educar evangelizando para formar buenos cristianos y honrados ciudadanos”, explica Joan Valls.

Don Bosco Salesianos Social representa 221 proyectos, 800 trabajadores/as; 525 voluntarios/as y 20.727 destinatarios/as.

Su ámbito de actuación se extiende por la Comunidad Valenciana, Cataluña, Región de Murcia, Extremadura, Andalucía, Aragón, Baleares y Canarias.

Para Valls, “el trabajo conjunto y la experiencia sumada de más de 50 años apostando por los y por las jóvenes más vulnerables sitúa a Don Bosco Salesianos Social como una nueva organización con capacidad de dar respuesta ante las graves situaciones de desigualdad, desprotección y falta de oportunidades en nuestra injusta sociedad”.

Junto a Valls están en la dirección de Don Bosco Salesianos Social los directores territoriales: Nacho Beltrán, zona centro; Ignacio Vázquez, zona sur; y Paco Estellés, zona norte.

Cabe recordar que la unificación ya es un hecho, pero el proceso lleva aparejado el progresivo traspaso de la titularidad de los servicios educativos a Don Bosco Salesianos Social, muchos de ellos sujetos a los diferentes conciertos, convenios y subvenciones de las administraciones locales, autonómicas y estatales que comprometen actualmente a cada entidad, por ello, durante un tiempo, FISAT, Fundación Dons Bosco y Salesians Sant Jordi van a seguir funcionando en paralelo al proceso de construcción de Don Bosco Salesianos Social.

En este sentido, desde Don Bosco Salesianos Social se hace un llamamiento a continuar apostando por el trabajo de la nueva entidad, en definitiva, por las personas a quienes se acompaña. Como explica Nacho Beltrán: “necesitamos que cada una de las personas que sois socios/as y voluntarios/as, organismos públicos, entidades privadas y empresas, renovéis vuestra confianza depositada en FISAT, Fundación Don Bosco y Salesians Sant Jordi y la mantengáis en Don Bosco Salesianos Social. Necesitamos que “Unidas por los demás”, nuestro lema de unificación, sea también el lema de quienes nos habéis acompañado todos estos años, y que recorráis con nosotras esta nueva andadura”.

 

También te puede interesar…