Una historia de esperanza para mirar al futuro

29 abril 2021

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora encara la recta final de un nuevo curso en el que se volvió a bailar al ritmo marcado por la pandemia, pero que no impidió celebrar la vida y la historia salesiana en distintos puntos de España. Aunque dentro de este conjunto hay varias casas que tienen el curso actual señalado en rojo por un motivo especial. Granada, Linares y San José Artesano de Elche festejan sus 50 y 75 años; unas bodas de oro y brillantes que reflejan el vigente compromiso salesiano con la juventud. Otras casas salesianas continúan las celebraciones que comenzaron en 2019 y que, debido a las restricciones sanitarias, debieron posponerse o alargarse en el tiempo; como es el caso de Jaén, Juan XXIII de Alcoy, San Juan Bosco de Valencia o el Colegio Mayor Universitario San Juan Bosco de Sevilla.

Para Marco Antonio Romero, director de Salesianos Granada, “cualquier aniversario supone reconocer una historia pasada”. En este caso se trata de la historia de un inmenso puzle de personas que han contribuido a escribir 75 años de historia salesiana en la ciudad de Granada. “A pesar de haber tenido momentos difíciles, como en cualquier familia, también en nuestra historia salesiana han brillado más los momentos que Dios ha ido inspirando en cada persona que en el ir pasando de los años, han hecho posible el entusiasmante presente que estamos viviendo a pesar de la pandemia. Un presente con casi 1300 alumnos, 80 trabajadores, una inmensa familia salesiana, y un barrio lleno de jóvenes que siguen demandando una respuesta salesiana actualizada a los problemas a los que hoy se tienen que enfrentar para conseguir hacer realidad sus sueños juveniles” explica.

Debido a la pandemia han tenido que ser muy prudentes. Para la ocasión han aprobado una programación de actos sin fechas cerradas, para ir haciendo lo que se pueda según las medidas sanitarias lo van permitiendo. Han podido escoger un logotipo conmemorativo, decorar el colegio con banderas, grabar algunos documentales e ir preparando un libro sobre la historia de la casa. Les falta una inauguración oficial del 75 aniversario, que si no pueden hacerla antes de acabar el curso, se realizará en el mes de septiembre. “Lo importante de todo es que la gente está en modo acción de gracias, reconociendo que todo lo que se ha ido realizando ha sido una contribución para una historia muy salesiana.” concluye el salesiano.

Para todos los miembros la Comunidad Educativa de Salesianos Linares también es una gran satisfacción esta celebración. Con ella quieren dar gracias a Dios por los beneficios recibidos; hacer memoria de muchas personas que han gastado su vida en la educación de niños y jóvenes; proyectar en la ciudad la vida que esta casa sigue teniendo en el campo educativo-pastoral y renovar la ilusión y el compromiso de  todos los implicados en desarrollar y seguir dando vida a este gran proyecto durante muchos años más. 

Teodoro Castillejo, director de la presencia salesiana, explica que están viviendo el aniversario con mucha ilusión e implicación por parte de todos los que forman parte de la gran Familia Salesiana de Linares y por toda la ciudad jiennense. “Las dificultades que está provocando la pandemia para desarrollar todos los actos multitudinarios programados se afrontan con ánimo renovado y creatividad” añade.

Por otra parte, en Salesianos San José Artesano de Elche celebran 50 años llenos de buenas experiencias educativas; de servicio a los jóvenes y a la sociedad. “Es algo que merece la pena ser celebrado para proyectar el futuro” afirma el director de Salesianos Elche, Miguel Gambín. Debido a la pandemia la celebración va a ser muy reducida, pero en la Formación Profesional esto se está viviendo muy intensamente, pues los profesores y alumnos de diferentes especialidades están volcados en la realización de un monumento que se entregará  a la ciudad”, explica.

Para Jorge Pastor, director del colegio Salesianos Juan XXIII de Alcoy, celebrar cinco décadas supone echar la vista atrás en señal de agradecimiento a aquéllos que han formado parte de esta bonita realidad y poner la vista, también, en el futuro. La pandemia ha impedido realizar actos de pública concurrencia. No obstante, el aniversario ha estado presente entre los miembros de la comunidad educativa. “Sobretodo ha servido para poner en valor y recordar lo mucho que ha hecho esta casa en sus primeros 50 años de vida: recordar momentos, anécdotas y actividades, muchas de ellas, en las que hemos sido pioneros, como la apuesta por los antiguos PGS. Ha supuesto en definitiva un aliciente para reconocer el trabajo realizado.” añade.

En el marco de los 50 años de presencia de los Salesianos en Jaén, la Comunidad Salesiana y la Familia Salesiana han querido agradecer a Dios, y a la Iglesia y sociedad de la ciudad de Jaén, su acogida y apoyo. Para ello se han proyectado una serie de actos conmemorativos de esta efeméride que se han ido adaptando a las circunstancias y restricciones en cada momento. Durante los próximos meses celebrarán una velada titulada ‘50 años al servicio de los jóvenes’ y en septiembre el acto de clausura del Cincuentenario.

Un himno para el recuerdo 

El 31 de enero de 2021 la comunidad educativa de San Juan Bosco de Valencia lanzó un himno conmemorativo para celebrar los 75 años de la presencia salesiana en la zona de Na Rovella. La comunidad salesiana comenzó su andadura en 1945, cinco años después de la colocación de la primera piedra de esta Casa, sita en la Avenida de la Plata. Los terrenos fueron donados por José Gil del Castillo, gran amigo y admirador de la Obra Salesiana. La actividad de los primeros años se limitó al colegio y al oratorio festivo con los niños y jóvenes de la barriada, en aquel entonces en el extrarradio urbano, rodeado de huertas. Como recordaba Basilio Bustillo, salesiano de aquella primera comunidad: “las calles eran de barro y se podía considerar un barrio de tercera clase. En él había hambre y muy pocos niños iban a la escuela”.  El colegio Salesiano San Juan Bosco, desde un primer momento nació con voluntad popular y tuvo una gran aceptación en el barrio. Hoy en día, es una presencia bien consolidada. El inicial carácter popular le ha acompañado siempre y permanece en la actualidad, como una señal de identidad.

Una medalla para la eternidad

El 7 de septiembre de 2020 se hizo público por la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Sevilla la propuesta de las distinciones honoríficas de la ciudad para personas y entidades correspondiente a 2020 entre las que se encuentra el Colegio Mayor San Juan Bosco. Desde el año 1943 los salesianos no han dejado de acompañar a los universitarios en Sevilla a través de su “Casa” con un primer grupo de universitarios que vivieron en la casa salesiana de San Benito de Calatrava en el centro de Sevilla mientras se construía el edificio actual junto a la calle Arroyo. A lo largo de sus 75 años de existencia, ha contribuido a enriquecer la vida política, académica, religiosa, cultural y social con sus antiguos colegiales que han ocupado responsabilidades de grado máximo. Ellos son el signo evidente de los valores personificados que San Juan Bosco trabajó con los jóvenes y que sus Salesianos siguen desarrollando.

Además de las presencias salesianas, las Asociaciones de Sevilla-Trinidad, Rota y Utrera recordarán este año por la celebración de su 125 y 50 aniversario.

Así se vive el curso 2020/21, un año en el que Granada, Linares y San José Artesano de Elche se unen por el fruto de su rica historia y gracias a la vigencia del estilo de Don Bosco. Una oportunidad para recordar el pasado mientras se proyecta el futuro con esperanza. 

 

También te puede interesar…