Testimonio de Sergi Moreno

24 octubre 2019

Con el nuevo curso, en nuestra comunidad del Teologado en Madrid también ha habido cambios: hermanos que han terminado y empezado otros caminos, y hermanos que se han incorporado a nuestra casa. Así que ahora somos 15 salesianos que compartimos estudio, vida y misión. Además, nuestra comunidad es atípica: procedemos de 4 inspectorías distintas (SMX, SSM, AFO y ATE) y de naciones y regiones diferentes, lo que le da un color especial y nos plantea el reto de vivir la interculturalidad y la diversidad como riqueza; ¡somos 10 salesianos menores de 40 años!, que le da un espíritu joven que, con fidelidad dinámica a nuestra tradición espiritual, quiere hacer nuevas todas las cosas; y con un fuerte acento en la reflexión profunda de nuestra fe a través del estudio de la Teología y la oración comunitaria y personal. 

No podemos vivir solos, por eso consideramos un don y una gracia tener tantos hermanos y que seamos diversos, como decía san Pablo sobre los miembros de un cuerpo. Esto nos implica un compromiso y un aprendizaje constante a través de las dificultades, de los diversos caracteres, culturas y mentalidades… Se nos presenta un año estupendo para ser profecía de fraternidad. Esperamos vivirlo con la fuerza del Espíritu y la Madre en casa.

Sergi Moreno, sdb

 

También te puede interesar…

Palabra y vocación. Enero 2021

Palabra y vocación. Enero 2021

Miguel A. Álvarez, sdb  «Entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra....