Las 24 de Joan Pedrola i Santamarta

24 enero 2020

Joan Pedrola i Santamarta (Barcelona, septiembre 1964). Treinta y cuatro años de presencia docente en el colegio de Mataró. Tras desarrollar diversas tareas en el ámbito de la coordinación tutorial, pedagógica y pastoral, actualmente está animando la estructura de grupos de fe i de espiral solidaria de la casa, y se siente profundamente implicado en la Obra salesiana de Mataró.

Edad: 55 años.

Un número: el 2.

Una ciudad: Mataró.

Una canción: cualquier letra con mensaje social no caduco, desde Diguem no de Raimon hasta Rincones secretos del granadino Lapido o Sunday Bloody Sunday de U2.

Un libro: El nombre de la rosa como ficción. Los ensayos de E.Carbonell para intentar entendernos, y los de Y.N.Harari para intentar comprender el mundo en que vivimos.

Una película: Los chicos del coro de Christophe Barratier.

¿Qué personaje de serie te gustaría ser?: el doctor Mark Green de Urgencias o Ned Stark de Juego de Tronos.

Aficionada a: los juegos de mesa y al ajedrez.

Comida favorita: el gazpacho en verano y la “carn d’olla” (cocido catalán) en invierno

Algo que no te quitas nunca: el anillo de boda.

Una cualidad: la perseverancia; soy de clase media pero constante.

Un recuerdo de verano salesiano: el camino de Turín a Chieri por el colle della Magdalena y por el Pino Torinese con los compañeros de la FISA 06.

La verdadera amistad: la exenta de cualquier tipo de peaje y que sabe perdonar las miserias de cada uno.

El amor más puro: el primero.

La mejor experiencia en clave salesiana: la vivencia del grupo, acompañar y sentirte acompañado.

Es posible renunciar a todo por: amor, aunque a veces tengo mis dudas sobre si podría hacerlo.

Si volvieras atrás: procuro no planteármelo nunca.

Un lema: dnada es imposible, como mínimo en el intento.

Algo que cambiarías del mundo: diría que el mundo está en constante evolución y prefiero centrar mi atención en la tarea colectiva de la construcción del Reino aquí y ahora.

María Auxiliadora: mater et magistra, modelo de humildad, sencillez y atención a la voluntad de Dios, la verdadera boétheia en tiempos difíciles.

La vocación en pocas palabras: todos estamos llamados a descubrir el motor de nuestra existencia; en nuestros ambientes, el servicio y el compromiso con los jóvenes, sobre todo los más necesitados.

Un deseo: que mi vocación no se marchite nunca del todo.

Un pasaje de la vida de Don Bosco: el encuentro con Bartolomé Garelli, donde veo reflejada la esencia del sistema preventivo: educar con el corazón, tener esperanza y buscar acuerdo y compromiso. Además aparece la gran intuición de la dinámica de grupos que actúa como semilla y mancha de aceite en nuestras casas.

Un mensaje dirigido a los jóvenes: comprometeos con el mundo y con la vida desde ya; los grandes retos de nuestro momento se centran en la respuesta individual a la pregunta por el sentido de la vida, y en la respuesta colectiva a los desafíos de la crisis ecológica y del auge de las nuevas tecnologías. En nuestros ambientes encontraréis siempre un clima de acogida y alegría que os ayudará a trabajar vuestro crecimiento personal, más aún en el marco de los grupos de fe y/o de compromiso social.

 

 

También te puede interesar…

Las 24 de Sergi Moreno

Las 24 de Sergi Moreno

Salesià de 38 anys que actualment resideix a la Comunitat Salesiana del Teologat d’Atocha i els caps de setmana a l’obra de Salesians Fuenlabrada al Centre Juvenil i com a diaca a la parròquia.

Las 24 de Juan Jesús García

Las 24 de Juan Jesús García

Me llamo Juan Jesús, tengo 43 años, estoy casado, tengo un hijo y una hija. Soy Salesiano Cooperador y profesor del colegio Salesianos San Isidro de La Orotava – Tenerife. Además de coordinar el Centro de Cooperadores y el equipo de Comunicación.

Las 24 de Carlos Tarancón

Las 24 de Carlos Tarancón

Trabaja en la inspectoría en la Casa San José desde hace 11 años como Secretario Técnico de la Fundación Ángel Tomás. Es antiguo alumno de Salesianos San Antonio Abad de Valencia donde estudió desde los 4 hasta los 17 años. Ingeniero en organización industrial de formación. Fue destinatario y monitor del centro juvenil Amics hasta los 26 años y en la actualidad aspirante a salesiano cooperador. Casado con Marta y padre de una hija, Meira.