Reflexión vocacional: La Vida convence

29 marzo 2021

Paco Pepe Pérez, Coordinador inspectorial de Animación Vocacional

Abril es el mes de la vida, porque es el mes de la Resurrección. La muerte no es el final, sólo es un paso que genera vida. La semilla ha dado fruto y ahora descubrimos una primavera explosiva llena de colores, de sabores, de luz, de alegría. Esta vida desbordante inunda nuestra vida y hace crecer en nosotros la esperanza. Seguirá existiendo problemas, dificultades, momentos duros, pero todo lo vivimos a la luz del resucitado. Él está con nosotros y cambia nuestro modo de ver las cosas. A partir de ahora descubrimos que en todo hay vida que, en todo, en todos y en todas hay luz. Se trata de mirar atentamente, de mirar con los ojos de Jesús, con los ojos de Dios.

 

Este mes es un mes muy salesiano, porque el centro de nuestra espiritualidad es Cristo resucitado. No es casualidad que Don Bosco inaugurara la capillita Pinardi, un domingo de Pascua. Tampoco es casualidad que la canonización de Don Bosco fuera también un día de Pascua. Es por eso que el templo Don Bosco edificado en el lugar en el que nació Juan Bosco en El Colle está dedicado al Resucitado. Entrar en él y contemplar esa imagen de 8 metros te abre horizontes infinitos.

 

Te invito a abrir puertas y ventanas para que la vida impetuosa del resucitado te inunde y estoy seguro que te llevará a descubrir, una vez más, que se es más feliz entregándose, dando tu tiempo y tus energías a aquellos que están esperando que tu le transmitas esa vida que les falta. El Señor te está esperando a que le digas si y tomes buenas decisiones que te lleven a ser feliz haciendo felices a los demás. ¡Feliz Pascua!

También te puede interesar…

Palabra y vocación, abril 2021.

Palabra y vocación, abril 2021.

«Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. El temor...