La imagen histórica de Palma del Río

28 octubre 2021

Los salesianos llegan a Palma del Río

En 1.960 se ponen las bases para la construcción en Palma del Río de un Colegio Salesiano. Dña. Juana Gamero Cívico dona 80.000 metros cuadrados de un terreno situado en la zona conocida como PRODESA.

Esta señora hizo la donación a los salesianos en la persona de D. Agustín Benito Pérez, provincial de la Inspectoría de Santo Domingo Savio. Aportaciones públicas y privadas permitieron la construcción de un moderno centro de Enseñanza Básica y posteriormente de Formación Profesional, a la que contribuyó con una cantidad importante para el abastecimiento de los talleres, Manuel Benítez “El Cordobés”.

Este Centro contó con una infraestructura escolar y deportiva superior a todos los centros de la ciudad y potenció las actividades lúdicas de muchos jóvenes palmeños, fueran o no alumnos del Colegio.

El artífice del enjambre de chiquillos que pululaban los fines de semana en el campo de fútbol, era un joven salesiano, D. Manuel Vega “el de la moto”, verdadero impulsor del Oratorio Festivo Salesiano, que organizaba partidos, juegos e impartía catequesis, y con su viejo vehículo de dos ruedas, se desplazaba al Colegio Salesiano de Posadas para poder ofrecerles a los oratorianos unas viejas películas.

Nota histórica del colegio (Por D. Enrique Moreno de la Cova y Maestre)

A finales de los años 50 del siglo XX, Dña. Juana Gamero-Cívico y D. Félix Moreno y Ardánuy, cada uno independientemente, decidieron realizar una obra de enseñanza en la ciudad de Palma del Río.

Conociendo las intenciones de Dña. Juana, D. Félix Moreno de la Cova (Hijo) reunió a los dos y les convenció, a su padre y a Dña. Juana, de que unidos podrían hacer una obra mejor.

Así mismo fue D. Félix Moreno de la Cova, quien les animó y les indicó que sería lo más adecuado que fueran los Salesianos la Orden que se estableciera en Palma del Río.

Una vez tomada la decisión, se iniciaron los trámites previos pues Dña. Juana donaría los terrenos, que previamente había comprado a sus propietarios, para el Colegio Y D. Félix haría la obra civil.

Falleció D. Félix Moreno y Ardanuy antes de iniciar las obras y fue su hijo D. Félix Moreno de la Cova, el que siguiendo con sus intenciones aglutinó a sus hermanos: Carmen, Javier, Nina, Enriqueta, Alonso y Maribel, y también les pidió que se incorporaran a D. José Manuel Gamero-Cívico, su hermana Juanela y al Marqués de la Motilla, D. Fernando Solís y a D. Juan Martínez Bravo.

Dña. Enriqueta Moreno de la Cova, viuda de D. Félix, pidió ser la persona que realizara la obra de la Capilla del Colegio y así, posteriormente tanto la Iglesia como el Salón de Actos del Colegio fueron costeados por ella.

D. Antonio Altarejos, responsable dela Ordenpara este proyecto fue el que hizo posible que hoy contemplemos un gran edificio y una labor importante de la Obra Salesiana en Palma.

También te puede interesar…