Creatividad al poder en los Centros Juveniles durante el confinamiento para llevar a casa la educación en el tiempo libre con carisma salesiano

15 junio 2020

Durante estos meses de confinamiento, desde los diferentes centros juveniles que conforman la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Cataluña (FCJDBC) se han planteado muchos retos y actividades que los niños y jóvenes han hecho y compartido.

Acampar en casa, colonias y gymkhanas virtuales, videoclips, talleres de cocina, guitarra, manualidades, zumba, baile, karaoke, trabalenguas, juegos de cucaña, celebraciones especiales de Sant Jordi con rosas artísticas, imitar obras de arte, han sido algunas de ellas. En muchos casos era necesario la complicidad, implicación y compromiso del resto de familia para poder hacerlo posible.

Desde el Centro Juvenil de las Salesianas en Sant Andreu el monitor Sergio Diéguez nos cuenta que este confinamiento «es extraño decirlo, pero ha sido el momento que más presente nos hemos hecho con nuestras familias. Ellas han recibido un apoyo muy importante por parte nuestro tiempo que los niños y jóvenes han recibido un acompañamiento muy potente «.

Marina Aguilera, monitora del Centro Juvenil de los Salesianos en Sabadell explica que «para muchas familias y niños las diferentes actividades y retos han servido para dejar de pensar en la situación de confinamiento intensa que se estaba viviendo y disfrutar de lo que hacíamos. Y sobre todo sacar una sonrisa, que en estos momentos ha sido muy necesario «

Los niños y adolescentes, los primeros confinados

Los niños y adolescentes fueron los primeros en quedarse en casa por el confinamiento y las monitoras y monitores han estado a la altura de las circunstancias. Han sido muy creativos para poder llevar la educación en el ocio con el carisma salesiano en las casas de las familias a través de las redes sociales, con conexiones en directo en muchos casos por Instagram.

En las primeras semanas de confinamiento se plantearon muchos retos, para animar y distraer a los niños por el hecho de estar todo el día en casa. Cuando tuvieron la posibilidad de salir a la calle, se espaciaron, y se hacía uno por semana. Algunas secciones de los centros juveniles han realizado actividad los sábados, en formato on line, para compartir cómo están los niños y jóvenes y hacer algún juego todos juntos.

Pero no todo ha sido fácil. No todos los niños y jóvenes de los centros juveniles han podido participar de estos retos, la brecha digital que ha afectado su educación formal también ha supuesto una pérdida de contacto de los centros juveniles con los niños y jóvenes y sus familias. A pesar de tener una gran respuesta de las familias las primeras semanas, esta fue bajando posteriormente.

Durante estos meses de confinamiento, desde los diferentes centros juveniles que conforman la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Cataluña (FCJDBC) se han planteado muchos retos y actividades que los niños y jóvenes han hecho y compartido.

Acampar en casa, colonias y gymkhanas virtuales, videoclips, talleres de cocina, guitarra, manualidades, zumba, baile, karaoke, trabalenguas, juegos de cucaña, celebraciones especiales de Sant Jordi con rosas artísticas, imitar obras de arte, han sido algunas de ellas. En muchos casos era necesario la complicidad, implicación y compromiso del resto de familia para poder hacerlo posible.

 

También te puede interesar…

«Convivir 10 días sin interrupción en el curso de monitores y directores de verano es una forma de aprendizaje única»

«Convivir 10 días sin interrupción en el curso de monitores y directores de verano es una forma de aprendizaje única»

Nerea Porras, del Centro Juvenil “el Forat” de Badalona nos cuenta su experiencia en el curso organizado Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Cataluña, al tiempo que conoceremos el arranque del curso en la Federación Maín de Aragón y Don Bosco de Valencia.

Share This