Seleccionar página

Asociación de María Auxiliadora

La Asociación de María Auxiliadora o ADMA es una “Asociación eclesial pública de fieles”, fundada por Don Bosco el 18 de abril de 1869. Su pertenencia a la Familia Salesiana se rubricó el 5 de julio de 1989.
 
Don Bosco atribuía el origen de la Asociación a “insistentes peticiones”, provenientes “de todas las partes y de personas de toda edad y de toda condición” durante y después de la construcción y la consagración de la basílica de María Auxiliadora en Valdocco, Turín. Pensaba en asociados “que unidos en el mismo espíritu de oración y de piedad obsequiaran a la gran Madre del Salvador invocada con el hermoso título de Auxilio de los Cristianos”
 
La finalidad de esta asociación es, pues, la vivencia y promoción de la devoción a María Auxiliadora junto con el fomento de las vocaciones y la solidaridad con las misiones, todo ello llevado a cabo desde una vida cristiana coherente, con una religiosidad sencilla y popular.
 
La mayoría de las asociaciones locales están insertadas en parroquias salesianas y santuarios, por lo que trabajan en sus actividades, tales como Cáritas, marginación, enfermos y obras sociales en general.
 
ADMA, cuya asociación “primaria” está en Valdocco, Turín, se organiza en España en una inspectoría y está ampliamente presente a lo largo y ancho de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora. En la actualidad cuenta con unos ochenta mil asociados en todo el mundo.

Consejo inspectorial ADMA Sevilla

Un afectuoso saludo a todos con la esperanza de que todos os encontréis bien y que vuestras vidas y las actividades de las Asociaciones se estén viendo lo menos afectadas posible por la situación de pandemia que estamos viviendo. 

Os hacemos llegar nuestras oraciones y  compartimos la confianza en la intercesión de nuestra Madre Auxiliadora.

 El Consejo de ADMA de la Inspectoría de María Auxiliadora zona Sevilla a partir de hoy utilizará también este medio para compartir iniciativas, proyectos, noticias y celebraciones que sean de interés para todos. Así mismo estará a disposición de todas las ADMA que lo deseen.

Como en todas nuestras iniciativas el amor a nuestra Madre Auxiliadora es el motor y el aliento que nos mueve a trabajar para propagar esta  devoción, que es también uno de los fines que movió  a  Don Bosco, hace ya más de 150 años, a fundar  “la Asociación de los Devotos a María Auxiliadora”.

En las próximas semanas nuestros delegados nos harán llegar unas palabras y entre todos haremos de esta iniciativa un medio para estar más conectados e informados.

Esperamos que sea bien acogido por todos y que todos nos sirvamos de ello.

Un fuerte abrazo y unidos en el amor y en la oración a Jesús Sacramentado y a su Santísima Madre Auxiliadora.

 

Consejo ADMA Sevilla

Consejo Inspectorial (ADMA SEVILLA)

Delegado FASA Luís Fernando Álvarez SDB luisfernando.alvarez@salesianos.edu

Delegado SDB / Juan Manuel Melgar juanmanuel.melgar@salesianos.edu

Delegada FMA / Sor Ana Linares FMA           analinares90@hotmail.com

Presidenta / María José Vélez Bernal presidentaadma.sevilla@salesianos.edu

Vicepresidenta / María Dolores Moyano Matías        mloli@telefonica.net

Secretario / José María Torres Zurita secretariaadma.sevilla@salesianos.edu

Tesorera / Trinidad Palomero Almenara tesoreriaadma.sevilla@salesianos.edu

Formación / Maribel Perera Díaz                      maribelpe@telefonica.net

Promoción /Julio Nieto Márquez                  autoescuelaastigi@gmail.com

Comunicación / Omayra del Pilar Vera Hernández  comunicacionadma.sevilla@salesianos.edu

Familia / María José Vidal Viso                              mariavidal2@hotmail.com

Celadoras  / Maribel López Mendoza      milopezmendoza@hotmail.com

Me piden unas líneas de presentación, cosa que gustosamente hago. Me llamo Juan Manuel Melgar González y vi la luz primera en Algeciras, ciudad de hermosa bahía. Hice los estudios primarios en las antiguas escuelas salesianas de San Ramón y pasé luego a estudiar el bachillerato en el instituto. Al terminar segundo curso, sentí la vocación salesiana y marché al aspirantado de Campano. De allí pasé a San José del Valle, siempre en la provincia de Cádiz, donde profesé como salesiano el 16 de agosto de 1962.

A lo largo de mi vida salesiana fui destinado a muchas casas, todas de la antigua inspectoría de Sevilla, menos siete años en África y otros siete en Córdoba, y siempre con tareas específicamente salesianas: clases, catequesis, animación musical y espiritual de todo tipo. También animé grupos de ADMA, concretamente en Carmona, Lomé (Togo), Puebla de la Calzada, La Palma del Condado, Córdoba, Morón de la Frontera y ahora en Alcalá de Guadaíra. En todas estas asociaciones me sentí muy a gusto y de todas guardo bellos recuerdos de amor mariano y fraternal.

Ahora, tras la propuesta inesperada de nuestro P.Inspector y la total inexperiencia por mi parte, me pongo a la entera disposición del Delegado para la Familia Salesiana y de la Presidenta y todo el Consejo provincial de ADMA. Que ellos me orienten y María Auxiliadora me sostenga en el fervor necesario para animar su devoción en esta zona de nuestra querida Inspectoría.

Desde que tengo uso de razón, María Auxiliadora y Don Bosco fueron sin duda dos grandes devociones que motivaron mi vocación salesiana y sacerdotal. Y ahora, que se me ofrece la ocasión de ponerme a su servicio más extensamente, espero no defraudarlos.

  ¡Todo por María Auxiliadora!

Juan Manuel Melgar, SDB

TRANSPARENCIA

Os damos a conocer información de tesorería:

Me piden que redacte una breve presentación de mi vida y me pongo a realizarlo con mucho gusto.

Me llamo Ana Linares Sierra, nacida en Churriana de la Vega provincia de Granada, un pueblo muy cercano a la Capital y desde hace unos años ha crecido bastante y ha habido un gran desarrollo del mismo en bien del pueblo.

He tenido la suerte de nacer en una familia cristiana y practicante de una gran devoción al Corazón de Jesús y ala Virgen, así que desde pequeña he sido educada en ese ambiente religioso y de amor a la Virgen, la Patrona de mi pueblo es Nuestra Señora De la Cabeza a la que le tenemos una gran devoción y a la que tantas veces he invocado y encomendado.

Son muchos los recuerdos de mi niñez y adolescencia vividos: el paseo a la ermita para visitar a la Virgen, los grupos de señoras que iban rezando el rosario hasta llegar y visitar a la Patrona, las niñas y niños íbamos detrás jugando pues también queríamos ver a la Virgen. Cuando fui ya adolescente nos uníamos al grupo de nuestras madres para también rezar el Rosario con ellas. Fueron momentos bonitos de piedad popular.

Desde los primeros años de mi niñez fui a la Escuela Pública donde tuve unas Maestras muy buenas y cristianas que nos inculcaban valores, humanos y religiosos.

En el Colegio de la Alhambra estuve varios años, donde tuve la suerte de conocer a las Salesianas, en ese tiempo estaba de Directora sor Emilia Álvarez a la que le estoy muy agradecida, y a las demás Hermanas, por su ayuda y acompañamiento. Desde entonces nació la inquietud de hacerme salesiana yentregar mi vida a Dios y a los jóvenes.

A lo largo de mis 52 años de vida religiosa he vivido en distintas Casas y en todas he tenido la suerte de estar con niños, adolescentes y jóvenes a los cuales he podido hablar e inculcar la devoción y  el  amor  a  la  Virgen de  varias  maneras: los primeros años de mi vida religiosa con los grupos de Montañeras de Santa María de donde salieron varias Hijas de María Auxiliadora. Años más tarde en los Grupos de Fe, Buenos Días e inclusoorganizar grupos llamados los/as Fans de la Virgen en Primaria, y en Secundaria con los alumnos de 3º y 4º las Damas y los Caballeros de la Virgen, concretamente en el Árbol Bonito y en Cádiz. Han sido tiempos muybonitos.

También tengo que decir que me he encontrado siempre muy bien trabajando con la gente adulta y tengo muybonitos recuerdos de los años vivido en Canarias en el Árbol Bonito, como los años vividos en Cádiz. recuerdo con cariño los años vividos con las ADMA del Árbol Bonito y las demás Asociaciones de la Isla.

Al recibir la propuesta inesperada por parte de la Inspectora Sor Mª del Rosario García, después dereflexionarlo y contando en todo momento con la ayuda de la Virgen lo puse todo en sus manos, aceptando la propuesta, dentro de mis limitaciones y por otro lado en los tiempos tan complicados que estamos viviendo. Con sencillez y humildad me pongo a la disposición de la Delegada Provincial Sor Isabel, de la Presidenta Mª José y demás miembros del Consejo de ADMA a los que estoy tan agradecida y valorando todo lo que están trabajando con tanto entusiasmo y entrega generosa en todo momento, muchas gracias.

Siempre Don Bosco y Madre Mazzarello nos enseñaron con sus vidas el gran amor y confianza que tenían a laVirgen y que inculcaban a los niños y jóvenes a confiar siempre en María Auxiliadora.

Pues sí, para mí el amor a la Virgen es una constante en mi vida. En Ella me apoyo, confío y pongo mi esperanza y, como decía Don Bosco, ¡confiad en María Auxiliadora y veréis lo que son milagros!

Asociados

Asociaciones

Naciones

Dónde estamos

Sistema Preventivo

i

Santidad Salesiana