Salesianos Pozoblanco lanza el proyecto AUPA

15 octubre 2020

En tiempos complejos, de pre-crisis económica y de realidades sociales cambiantes, los niños y jóvenes son la parte de la sociedad más vulnerable. La pandemia del COVID-19 ha provocado, además, que muchos se queden atrás en su rendimiento escolar, pierdan motivación y se acreciente la brecha digital. Hay destinatarios que necesitan, a lo largo de su vida académica- o en una parte de su camino- ser acompañados, apoyados, motivados. Bajo ese contexto nace en Salesianos Pozoblanco el proyecto AUPA, animado desde la Asociación Juvenil Magone y desarrollado en la “Casa Pinardi» de la obra salesiana en colaboración con Cáritas Pozoblanco. La actividad, dirigida al alumnado entre los 6 y los 16 años que requieran un apoyo educativo y social que les ayude a progresar en su desarrollo académico y personal, es animada por un maestro y un auxiliar Técnico Educativo, en coordinación con el departamento de Orientación del colegio, además de otros profesores y técnicos de animación voluntarios y una profesora voluntaria de Cáritas.

«Este proyecto es más necesario que nunca. En esta tarea, Salesianos Pozoblanco y Cáritas estamos comprometidos por los jóvenes de nuestro pueblo. Nos ayudan muchos amigos que creen y apuestan por proyectos como el AUPA, en favor de nuestros niños y jóvenes. A todos ellos les agradecemos su compromiso compartido con nosotros», comparte Juan Fco. Huertas Carretero, coordinador de Pastoral de la casa salesiana, sobre el sentido de esta acción educativo pastoral.

El primer grupo de beneficiarios será de 20 menores que presenten dificultades para el desarrollo de competencias personales y sociales, que les dificulta un desarrollo y un acompañamiento en su maduración personal ajustada a su desarrollo evolutivo (autocontrol, desarrollo de habilidades para resolver los propios problemas, potenciación de la autonomía personal, refuerzo de la autoestima, apoyo a la motivación, habilidades sociales, relaciones interpersonales sanas,etc.). Entre los objetivos que se trabajarán en los próximos 8 meses mediante 15 horas semanales destacan mejorar el rendimiento y la promoción escolar, intervenir en el tiempo libre, incrementar la motivación hacia la propia formación, implicar a las familias en el  proceso de desarrollo educativo/social de sus hijos y en el seguimiento del mismo y coordinarse con los agentes educativos y sociales implicados. Además, los integrantes del equipo se encargarán de realizar informes de seguimiento mensuales y trimestrales que aseguren el buen acompañamiento de los niños y jóvenes.

El Proyecto es posible gracias a la financiación de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno (COVAP), Industrias Pecuarias de Pozoblanco, Diputación Provincial de Córdoba, Cáritas, la Comunidad y la Familia Salesiana de la Obra, además de algunos donativos particulares y anónimos que han llegado. Se comienzan a cumplir así los fines específicos de apoyo a la juventud necesitada de Pozoblanco, por los cuales la familia García de Consuegra hizo donación de la Casa. Será el primer proyecto de, al menos, otros dos ya proyectados por la Asociación Juvenil Magone, Cáritas y la Obra Salesiana de Pozoblanco.

También te puede interesar…

Alfred

Alfred

Artículo en Catalunya Cristiana en el que su amigo Jordi Sánchez, profesor en Blanquerna-URL, acerca la figura de un salesiano muy querido en la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora que desarrolla su labor en Etiopía.

Share This