La Fundación Endesa, Comisionado y la Fundación Don Bosco inauguran una escuela ocupacional para jóvenes en el Polígono Sur

26 octubre 2020

Por Fundación Don Bosco

  • Gracias a este proyecto una veintena de jóvenes que han abandonado sus estudios en este barrio sevillano podrán mejorar su formación y optar a un futuro mejor.
  • Esta ayuda forma parte del Plan de Actuación Urgente frente al COVID 19 puesto en marcha por la Fundación Endesa en los últimos meses y que en Andalucía ya ha beneficiado a 1.300 familias.

“No hay palabras para agradecer esta segundo oportunidad”. Con este testimonio un joven del Polígono Sur agradecía, a las entidades que han hecho posible, la apertura de una escuela ocupacional en este barrio de Sevilla que cuenta con una alta tasa de personas en situación de vulnerabilidad.

Gracias a la colaboración entre la Fundación Endesa, la Fundación Don Bosco, y el Comisionado del Polígono Sur, 20 jóvenes de este barrio de Sevilla, tienen ahora esta “segunda oportunidad”. Todas estas entidades han aunado sus esfuerzos para que esta escuela ocupacional abra sus puertas y forme desde hoy y hasta el próximo mes de junio, cuando termine el curso escolar, a estos jóvenes del Polígono Sur, abriéndoles una oportunidad en el mundo laboral.

Precisamente hoy han estado presentes en el acto de inauguración del Centro Social Don Bosco en el Polígono Sur, el director de la Casa Salesiana Jesús Obrero, Juan Francisco Rubio, el director territorial de la Fundación Proyecto Don Bosco, Antonio Mengual, el Comisionado para el Polígono Sur, Jaime Bretón, y el patrono de la Fundación Endesa y presidente de Endesa Generación, Antonio Pascual.

“Esta intervención supone para la Fundación Don Bosco afianzar con una propuesta estable la colaboración con Endesa, que desde 2015 ha facilitado la mejora de la empleabilidad de muchas personas vulnerables del barrio. La escuela ocupacional atenderá a jóvenes que ya han salido del sistema educativo, muchos de ellos sin titulación, y que no cuentan con la capacitación para incorporarse al mercado laboral. Por su edad, se encuentran en tierra de nadie, lo que dificulta su inclusión. Nosotros creemos en las segundas oportunidades”, señala Antonio Mengual, director territorial de la Fundación Don Bosco.

Desde el Comisionado del Polígono Sur, Jaime Bretón destacó “la importancia de la colaboración Público-Privada como un aspecto esencial de la formación a los jóvenes en zonas vulnerables; cuya finalidad es obtener un oficio para poder acceder al mercado laboral, tan complicado para jóvenes con falta de formación, por eso nuestro agradecimiento a la Fundación Endesa por su sensibilidad social y colaboración con la Fundación Don Bosco para convertir en oportunidades laborales esta formación”

“Desde Endesa y su Fundación se está siguiendo muy de cerca los efectos devastadores que está ocasionando la pandemia mundial generada por el Covid-19 y se ha llevado a cabo un plan de actuación en dos fases para poder ayudar en la medida de lo posible a los colectivos más desfavorecidos”, ha explicado Antonio Pascual, Patrono de la Fundación Endesa y presidente de Endesa Generación. “En este sentido el Polígono Sur de Sevilla ha sido una de las zonas más vulnerables, de ahí que cuando se nos presentó la oportunidad de contribuir a la escuela ocupacional de la Fundación Don Bosco, desde la Fundación Endesa no hayamos dudado en contribuir con nuestro granito de arena, como ya lo estamos haciendo en toda Andalucía gracias a ayudas de distinta índole que están beneficiando a más de 1.300 familias”.

Escuela Ocupacional Don Bosco

El perfil de los participantes en esta iniciativa corresponde a jóvenes de entre 16 y 19 años, que  se encuentran en una situación de especial dificultad. La Escuela Ocupacional plantea una propuesta educativa innovadora, basada tanto en una metodología terapéutica y pedagógica como en una educación emocional y social. Los objetivos pasan por incrementar el nivel de motivación de la propia formación, compensar los desfases curriculares, mejorar la estabilidad y madurez personal, promover influencias positivas del entorno, generar una mayor capacidad e implicación familiar, y fomentar hábitos y disposición positivos hacia el trabajo.

Con ello, se pretende generar las condiciones sociopersonales necesarias para que los jóvenes beneficiarios puedan iniciar un itinerario formativo profesional en igualdad de condiciones.

De esta forma, se llevarán a cabo acciones de motivación por la educación, para despertar sus vocaciones y que se planteen volver a las aulas; de refuerzo educativo, para compensar la situación de abandono escolar temprano de estos jóvenes; de mejora de conocimiento y competencia social, para un mayor conocimiento y autoestima, comunicación, promoción de la igualdad y prevención de drogodependencias y de conductas violentas, entre otros objetivos.

También se desarrollarán, entre otras actividades, talleres con las familias de los y las jóvenes, sesiones de orientación sociolaboral y talleres pre-ocupacionales en distintas profesiones (animación de tiempo libre, auxiliar de ventas, mozo de almacén, seguridad, escaparatismo, reponedor, auxiliar de cocina, peluquería, monitor deportivo, informática y telecomunicaciones, etc). Durante el curso, además, estos jóvenes realizarán visitas a empresas de diferentes sectores, así como a otras escuelas y centros de formación.

La Escuela Ocupacional se llevará a cabo principalmente en el Centro Social Don Bosco, unas instalaciones que cuentan con 3.200 metros cuadrados de superficie y que están dotadas de aulas, talleres, despachos y salas polivalentes para llevarlas a cabo. El pasado 29 de junio, los Reyes de España visitaron este equipamiento.

La Fundación Endesa ya colaboró con Don Bosco en el curso 2015-2016, cuando ambas entidades organizaron conjuntamente un curso de Operaciones Auxiliares de montajes eléctricos. Dicho curso consiguió la homologación de la Consejería de Educación en base a la Ley 30/2015 que regula la formación profesional para el empleo. Esta homologación ha supuesto un hito fundamental para los alumnos que cuentan con un título oficial de la Junta de Andalucía, permitiendo una mayor empleabilidad.

La Fundación Endesa frente al COVID-19

Esta iniciativa se enmarca en la labor que viene desarrollando la Fundación Endesa en los últimos meses en Andalucía para paliar los efectos sociales y económicos de la pandemia del COVID-19 con el objetivo de responder a las nuevas necesidades que han ido surgiendo en el mundo de la salud o de la educación, así como las demandas de las entidades que atienden a las personas más necesitadas. Gracias a este esfuerzo, se ha logrado beneficiar a unas 1.300 familias andaluzas.

Entre otras iniciativas, la Fundación Endesa colabora con la ONG Save the Children en el programa ‘A tu lado’, con una aportación económica de 45.000 euros que cubre las necesidades de un centenar de menores de familias vulnerables de Sevilla.

Además, ha donado 315.000 euros a la Fundación Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) para que 350 familias adquieran cheques de productos de primera necesidad así como 80.000 euros para la adquisición de 348 ordenadores, además de la entrega directa de otros 62 equipos, para que los alumnos sin medios informáticos a su disposición pudieran continuar el curso en remoto.

Por otro lado, se ha abierto una línea de colaboración con la Fundación Integra a través de una doble vía. En primer lugar, ayudando a las personas con necesidades urgentes, contribuyendo así a que 33 familias de Andalucía, 29 de ellas en Sevilla, puedan seguir pagando su hipoteca o alquiler y comprando productos de primera necesidad en estos momentos de dificultades; y, en segundo lugar, contactando, a través de su voluntariado corporativo, con las personas desempleadas que atiende Integra para ver si estaban en disposición de trabajar en algunas de las posiciones que han surgido durante la crisis del COVID-19 (por ejemplo, en la limpieza de hospitales y colegios o en la reposición de alimentos).

Asimismo, la Fundación Endesa ha donado a la asociación Arrabal-AID de Málaga 25.000 euros para la adquisición de artículos sanitarios y otros 15.000 para material educativo, con el objetivo de ayudar a las familias vulnerables y personas en riesgo de exclusión que atiende esa entidad malagueña.

Finalmente, las impresoras 3D del programa RetoTech de la Fundación Endesa se han puesto al servicio de la fabricación de viseras protectoras para personal sanitario y de servicios esenciales de diversos centros médicos y hospitalarios de Andalucía.

 

Sobre la Fundación Endesa

La Fundación Endesa, presidida por Juan Sánchez-Calero, tiene como objetivo principal contribuir al desarrollo social a través de proyectos educativos, de formación para el empleo, medioambientales y culturales.

Los proyectos educativos de la Fundación están orientados fundamentalmente a fomentar la innovación en la educación a todos los niveles y a promover la excelencia académica en al ámbito universitario a través de ayudas, becas y cátedras.

Los proyectos de formación para el empleo ponen su foco en la promoción del talento de personas en riesgo de exclusión social, jóvenes emprendedores con escasos recursos y profesionales de más de 50 años.

Sus proyectos medioambientales están centrados prioritariamente en impulsar la educación, la cultura ecológica y la eficiencia energética.

En cuanto a sus proyectos culturales, destacan los dedicados a la iluminación de monumentos artísticos, a la conservación y difusión del patrimonio industrial histórico del sector eléctrico español y a la colaboración con entidades culturales españolas de primer nivel.

La Fundación Endesa también lleva a cabo el desarrollo y financiación de programas y acciones destinadas a la prestación de ayuda humanitaria, sanitaria, social, económica o material en situaciones extraordinarias de crisis sanitarias, catástrofes naturales u otras análogas.

Sobre la Fundación Don Bosco

La Fundación Don Bosco desarrolla desde 1998, en el marco de la promoción y defensa de los derechos humanos, proyectos de intervención social enfocados en jóvenes en situación de riesgo o exclusión social, a los que presta servicios a través de distintos programas formativos y de políticas activas de empleo. En Sevilla, cuenta con el Centro Social Don Bosco sito en el Polígono Sur, que atendió en 2019 a más de 1200 personas logrando más de 400 inserciones laborales.

También te puede interesar…

Alfred

Alfred

Artículo en Catalunya Cristiana en el que su amigo Jordi Sánchez, profesor en Blanquerna-URL, acerca la figura de un salesiano muy querido en la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora que desarrolla su labor en Etiopía.

Share This