ESTUDIO DE LA PALABRA| CICLO C – XXI DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

15 agosto 2022

Propuesta de Lectio Divina personal (o en grupo)

XXI Domingo de tiempo Ordinario Ciclo C (Lc 13,22-30)

 

 

ORACIÓN

Envía sobre nosotros, Señor, tu Espíritu Santo:

que disponga nuestro corazón para escuchar tu Palabra;

que nos conceda encontrarte en ella;

y que haga que esta Palabra se convierta en vida en nuestras personas.

(B) PASOS PARA LA MEDITACIÓN

  1. LEE…

¿Qué dice el texto?

Atiende a todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas. Para la comprensión del texto te pueden servir los comentarios que te ofrecemos a continuación.

Texto (Lc 13,22-30)

En su camino a Jerusalén, Jesús enseñaba en los pueblos y aldeas por donde pasaba. Alguien le preguntó: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Él contestó:

Procurad entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos querrán entrar y no podrán. Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, vosotros, los que estáis fuera, llamaréis y diréis: ‘¡Señor, ábrenos!’ Pero él os contestará: ‘No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: ‘Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras calles.’  Pero él os contestará: ‘Ya os digo que no sé de dónde sois. ¡Apartaos de mí, malhechores! Allí lloraréis y os rechinarán los dientes al ver que Abraham, Isaac, Jacob y todos los profetas están en el reino de Dios, y que vosotros sois echados fuera. Porque vendrá gente del norte, del sur, del este y del oeste, y se sentará a la mesa en el reino de Dios. Y mirad, algunos de los que ahora son los últimos serán los primeros; y algunos que ahora son los primeros serán los últimos.

Comentarios:

Un conjunto de palabras de Jesús sobre la entrada en el reino que explican la dificultad y la exigencia del seguimiento (Lc13, 24) y a la vez son una amenaza para la mayoría de los judíos que serán arrojados fuera mientras vendrán de todos los puntos cardinales hombres y mujeres a formar parte de este reino. No basta con haber oído la predicación de Jesús si en realidad la conversión a su evangelio y, sobre todo, su aplicación práctica, no se llevan a cabo (Lc13, 25-27). Las palabras de Jesús sobre la puerta estrecha no describen el resultado del juicio (Mt 7 14). Ni son una respuesta a la pregunta sobre el número de los que se salvan (Lc13, 23). Entre los fariseos esta pregunta hubiera encontrado una doble respuesta. Para algunos todo Israel, y sólo él, participaría de la salvación en el mundo venidero; para otros la salvación llegaría a muy pocos. Jesús, sin embargo, no se interesa por el número, sino que quiere estimular a una decisión por el reino e impulsar al empleo de todas nuestras fuerzas en su servicio. Por eso sus palabras son más bien una demanda del esfuerzo que tenemos que hacer para entrar en el reino. (Lc 16,16). Lucas describe bien este esfuerzo cuando dice que consiste en seguir a Jesús y sus palabras y actuar en consecuencia.

  1. MEDITA…

¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Sugerencias:

¿De qué conocimiento se trata?, quizás de ese trato personal, íntimo, amoroso con «los últimos».

Hemos de convencernos de que «la entrada por la puerta» es un asunto de amor, un asunto de relación, de amistad personal sostenida con el afecto

  • “Señor, ábrenos”
  • “Venga a nosotros tu Reino”
  1. CONTEMPLA Y REZA…

¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Sugerencias:

¡Que fracaso el mío, tras una vida entra siguiéndote,

que al final no pudieras reconocerme como uno de los tuyos!

¿Por qué no me das un último lugar y poder ser el primero

Cuando vengas?

  1. ACTÚA…

¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

  1. COMPARTE…

Si la Lectio se hace en grupo, podéis compartir con sencillez lo que cada uno ha descubierto, para enriquecimiento del grupo.

  1. DA GRACIAS…

Puedes acabar este momento con una oración: expresa a Dios lo que has vivido, dale gracias por lo que te ha manifestado, y pide al Espíritu que te haga pasar de la Palabra a la vida.

Ven, Espíritu Santo,

ilumina mi corazón para que pueda entender la Palabra,

conocer más a Jesús

y hacer que en mi vida camine con criterios evangélicos.

Fuente Oración: Evangelio al dia 2022 Ed. CCS

También te puede interesar…

Share This