Estudiantes de ingeniería de la EUSS desarrollan un nuevo vehículo de carreras

18 diciembre 2020

Por EUSS

El equipo EUSS MotorSport ha presentado el nuevo prototipo EM-03, con el que participarán en la Formula Student, una de las competiciones de automoción más prestigiosas del mundo para estudiantes. El monoplaza es la evolución del EM-02, con el que compitieron en las carreras del año pasado. A consecuencia de la pandemia de Covidi-19, la nueva temporada aún no tiene fechas, pero el equipo que integran 50 estudiantes de ingeniería de la Escola Universitària Salesiana de Sarrià ha trabajado intensamente en el desarrollo del nuevo vehículo.

Entre las mejoras principales, destacan la reducción del peso, que ha pasado de 284 a unos 255 kg; la integración de la fibra de carbono en toda la carrocería, lo que ha permitido la ganancia en ligereza; el cambio de la transmisión al eje trasero mediante eje rígido por un diferencial autoblocante de competición, que mejora mucho el paso por las curvas; la implementación de un sistema electrónico de transmisión de datos, con numerosos sensores distribuidos por el vehículo, y telemetría; y el rediseño completo del sistema de suspensión, que ha posibilitado reducir cerca de cinco kilos los elementos en contacto con el suelo.

Gracias a estas mejoras, la fiabilidad seguirá siendo el punto fuerte del monoplaza, que gana respecto a su predecesor velocidad en el paso de las curvas y aceleración. Además, la incorporación del cambio semiautomático en el mismo volante, y que tanto este como el asiento se hayan adaptado a la ergonomía del piloto, posibilitan una conducción más cómoda. Por lo tanto, seguridad y velocidad son las principales características del EM-03.

El motor sigue siendo el mismo, correspondiente a una motocicleta Honda CBR 600 F4i, pero se le han hecho algunos ajustes para optimizar la circulación del combustible y el sistema de escape, con lo cual esperan ganar potencia.

Además de los cambios en el vehículo, EUSS MotorSport ha afrontado una reestructuración importante en la composición del equipo, dado que el 80% de los integrantes, al finalizar la etapa de estudios, han tenido que dejarlo. El equipo ha aprovechado esta renovación para hacer cambios organizativos, para reforzar la estructura de los diferentes departamentos, mejorar la comunicación entre todos ellos, y potenciar la visibilidad de los proyectos.

Entre las novedades más interesantes, se encuentra el establecimiento de un periodo de formación para los nuevos miembros, que, según explica el director ejecutivo de la escudería, Rubén Puértolas, esperan que incida en «la continuidad, el compromiso y la motivación a lo largo de la temporada». Formar parte de EUSS MotorSport es una actividad voluntaria, al alcance de toda la comunidad de estudiantes de cualquiera de las ingenierías que se imparten en la EUSS. Requiere una dedicación extra, aparte de los estudios. «Es una inversión en mi formación, un lugar donde poner en práctica los conocimientos aprendidos y, por tanto, es un proyecto en el que cada minuto invertido vale la pena», destaca Puértolas.

En los tres años que han pasado desde su fundación, EUSS MotorSport ha construido desde cero tres prototipos de vehículos de carreras, con una evolución constante, pese a disponer de un presupuesto modesto en comparación con los equipos más veteranos. El EM-03 se ha desarrollado con un presupuesto cercano a los 18.000 euros, además de donaciones de materiales, software, piezas y procesos por parte de las empresas patrocinadoras. Los equipos más potentes, en cambio, superan los 200.000 euros.

El próximo reto es someter el monoplaza a los tests necesarios para comprobar su rendimiento sobre el asfalto, y poder competir en las carreras de la Formula Student, una vez se establezca el calendario de la próxima temporada.

También te puede interesar…

Alfred

Alfred

Artículo en Catalunya Cristiana en el que su amigo Jordi Sánchez, profesor en Blanquerna-URL, acerca la figura de un salesiano muy querido en la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora que desarrolla su labor en Etiopía.

Share This