Comunicar y trabajar la experiencia de la interioridad

4 noviembre 2021

Por Fundación Don Bosco Salesianos Social

La Fundación Don Bosco Salesianos Social es una entidad en pastoral y, desde esta señal de identidad, ha profundizado en el valor de lo interior y del dar. Desde esta clave, un grupo de 42 coordinadores de pastoral de proyectos han tenido su encuentro anual en Córdoba durante el pasado 28 de octubre.

Llegados desde todos los lugares donde la entidad está presente, los coordinadores de pastoral han hecho un proceso de formación, dinamización y conocimiento de la interioridad para que sea un factor determinante en la acción pastoral que desarrolla la Fundación tanto con su personal como con las personas destinatarias de nuestros proyectos.

Para ello, en espacios de trabajo personal o grupal dinamizados perfectamente por Mª Benita Durán Medina y Antonio Alférez, con momentos de formación animados por Javier Guil y por Luis Liebana Chicha, y con espacios para celebrar «que somos instrumentos de Dios, que nos llama por nuestro nombre y nos envía».

«En cuatro pasos nos hemos formado para comunicar y trabajar nuestra interioridad. Primero, reconociendo todos los aprendizajes pastorales que la pandemia ha forjado en nosotros y nuestros equipos como auténticos anticuerpos ante las situaciones de límite, debilidad y desesperanza que ha traído la presencia del covid-19. Segundo, profundizando teológicamente en la importancia de acompañar y saber escuchar a las personas que nos rodean en nuestros equipos y que atendemos desde nuestros proyectos. Ser acompañantes en el proceso de fe y de encuentro con uno mismo, con Dios y con los demás. Tercero, descubriendo que nuestro acompañar a las personas debemos medirlo desde la matriz y los indicadores de pastoral. Esto nos permite evaluar el intangible de la pastoral y hacer viable un proceso de mejora continua, mostrando la fuerza transformadora, que tiene en los proyectos residenciales, de inserción sociolaboral, y socioeducativos, la acción pastoral. Cuarto, compartiendo lo que somos desde el aprendizaje de lo que hacemos en nuestras realidades locales. Disfrutando de lo que somos en experiencias de juego que se llenaron de fuerza educativa y pastoral y disfrutando de lo que hacemos con la aportación de los equipos de Huelva, La Laguna y Córdoba», explicaban.

Esta intensa jornada de formación pastoral y de mejora del conocimiento de quienes integran los equipos de pastoral de la Fundación ha sido posible gracias al compromiso del Equipo General de Pastoral de la Fundación Don Bosco Salesianos Social y a cada participante que ha dado lo mejor de sí para seguir siendo un agente de transformación educativo pastoral con corazón salesiano. El Equipo de Coordinadores de Pastoral de Proyectos y el Equipo General de Pastoral ha iniciado así un proceso de formación específica en interioridad y acompañamiento que nos guiará en los próximos años. «Ser parte de la Fundación Don Bosco es compartir una forma concreta de mirar con ojos educativos y pastorales a cada persona desde los distintos programas que realizamos para acompañarles a lograr responder a su vocación», comparten.

También te puede interesar…