‘Nunca la humanidad había sido tan rica pero tan egoísta’

28 octubre 2016

Durante una breve visita al “Desayunador Padre Chava”, en Tijuana, José Mujica, ex presidente de Uruguay, dirigió un mensaje a los representantes de diferentes grupos de la sociedad civil que trabajan en pro de los migrantes. Viendo el trabajo loable de los salesianos, manifestó que la humanidad hoy es muy rica, pero muy egoísta.

La historia de la humanidad está profundamente ligada a la migración. Así ha sido siempre. Quien lo dude, sólo tiene que “rascar dos o tres generaciones para darse cuenta que desciende de gente que tuvo que emigrar. Es parte de la condición humana”. Así se ha expresado José Mujica, el ex presidente de Uruguay, durante su visita al “Desayunador Salesiano Padre Chava”, en Tijuana, Baja California, donde estuvo de visita para sostener un encuentro con representantes de grupos de la sociedad civil que trabajan en pro de la atención a los migrantes; de su labor, dijo: “Sólo podemos agradecer a la gente que se hace cargo de encauzar algo que, por otro lado, no es un tema nuevo”.

La visita del ex presidente de Uruguay se enmarca en el contexto de la llegada masiva de migrantes haitianos a la frontera entre México y Estados Unidos. Mujica fue a repartir platos de comida y luego ocupó su lugar en la mesa para compartir los alimentos. Después de la comida, fue el turno de las intervenciones. Leonardo Fernández, señaló que “la migración no es un problema, sino una oportunidad, un regalo que recibimos como sociedad y que nos permite recordar de dónde venimos”.
 
El P. Felipe Plascencia, director de la presencia salesiana en Tijuana, recordó durante su intervención que la historia de Tijuana “está profundamente ligada a las migraciones. Hay migrantes recién llegados, pero también de una, dos y hasta de tres generaciones”. Y añadió “la sociedad de Tijuana es generosa y de inmediato contribuyó con víveres, ropa y otros materiales. No ha faltado la ayuda”.

“Nunca en su historia la humanidad había sido tan rica en recursos materiales y tan aferradamente egoísta”, manifestó el ex presidente y advirtió, “la forma que tengo de actuar es no callarme la boca. Si no podemos cambiar la situación, al menos podemos convocar a que más gente se sume y colabore. Algo me enseñó mi abuela: la única lucha que se pierde es la que se abandona”.
 

También te puede interesar…

Share This