Las lluvias dañan las instalaciones del Colegio Salesiano de Valera, Venezuela

Jue, 19/05/2011
Salones parroquiales, patios y talleres, inundados
ANS.
La Escuela Técnica Salesiana “Santo Tomás de Aquino”, en la ciudad de Valera, perteneciente a la Inspectoría “San Lucas” de Venezuela (VEN), ha sufrido daños en sus instalaciones debido a las continuas lluvias de los últimos días. El director, Jesús Abraham Dávila ha hecho un llamamiento a las autoridades para intentar dar una solución rápida a la estructura del colegio que atiende 400 alumnos procedentes de zonas muy necesitadas.
Las lluvias dañan las instalaciones del Colegio Salesiano de Valera, VenezuelaLas lluvias dañan las instalaciones del Colegio Salesiano de Valera, VenezuelaLas lluvias dañan las instalaciones del Colegio Salesiano de Valera, Venezuela

Las constantes precipitaciones han incrementado las inundaciones. El problema, según señala Jesús Abraham Dávila, "es que las aguas se acumulan en una de las calles de la ciudad y desembocan directamente en las áreas deportivas inundando las canchas de básquet, fútbol sala, voleibol así como el comedor de los alumnos, los talleres de prácticas y los salones parroquiales".

Frente a la dificultad han acudido a la Alcaldía de la ciudad sin obtener una solución. "El año pasado en noviembre las lluvias derrumbaron el muro que separaba el campo de fútbol de la institución salesiana y diversos establecimientos. Desde ese momento, cada vez que llueve el agua entra en las instalaciones del colegio", dice el director.

En la búsqueda de solución a este problema además de acudir a los organismos gubernamentales la comunidad salesiana, la asociación de padres, los profesores y los estudiantes, han organizado una campaña denominada: "El Salesiano necesita de tu mano" para recaudar fondos y poder reconstruir el muro y la canalización de las aguas que están afectando gravemente las instalaciones.

El colegio San Tomás de Aquino atiende en la actualidad 400 alumnos de las zonas más populares y capacitándolos como Técnicos en Informática, Contabilidad y Refrigeración. Los gastos de funcionamiento para el pago de docentes, obreros y administrativo depende de una subvención de AVEC (Asociación Venezolana de Educación Católica) y de lo que pueden aportar los alumnos. "Es el momento de la solidaridad" insiste el Jesús Abraham Dávila.